El líder ultraderechista austríaco presenta una denuncia por el 'Ibizagate'

Viena (AFP) -

El ex vicecanciller austríaco Heinz-Christian Strache anunció este viernes que presentó una denuncia contra tres personas que sospecha estuvieron implicadas en el caso del vídeo grabado en secreto en Ibiza donde este dirigente ultraderechista realizó unas declaraciones comprometedoras por las que tuvo que dimitir.

Strache, cuya dimisión vino acompañada por la del resto de miembros del ejecutivo del FPÖ (extrema derecha), explicó en un mensaje en su cuenta de Facebook que su denuncia se dirige contra 'posibles cómplices' de la realización del vídeo, grabado en 2017 con una cámara oculta en una villa en la isla de Ibiza (España).

El líder nacionalista, que el año pasado acordó una coalición de gobierno con el canciller Sebastian Kurz (conservador), considera que los responsables del vídeo, que aún no han sido identificados, actuaron para provocar el 'máximo de daño posible'.

Strache no precisó la identidad de las personas afectadas por su denuncia.

El vídeo que originó el Ibizagate fue realizado en julio de 2017 durante una velada con mucho alcohol organizada en una villa especialmente alquilada para que mordiese el anzuelo Strache, convertido en número dos del gobierno cinco meses más tarde.

Su difusión por parte de medios alemanes el 17 de mayo, a pocos días de las elecciones europeas del 26 de mayo, obligó a Strache a renunciar a todas sus funciones e hizo estallar en pedazos la coalición con los conservadores.

Kurz se confrontará el próximo lunes a una moción de censura presentada por la oposición ecologista.