Indignación en Francia por convocatorias a periodistas por servicios secretos

París (AFP) -

Numerosas voces denunciaron este miércoles en Francia nuevas convocatorias a periodistas por parte de los servicios secretos, lo que lleva a cinco el número de reporteros emplazados desde mediados de mayo a causa de sus revelaciones.

La última: una conocida periodista del diario Le Monde, Ariane Chemin, por sus investigaciones sobre un excolaborador del presidente Emmanuel Macron, Alexandre Benalla, destituido de su cargo por violencia contra manifestantes, así como a un colaborador del sitio Disclose, a causa de una investigación sobre exportación de armas francesas a Yemen (la cuarta hasta ahora).

Chemin, quien reveló el 'caso Benalla', fue convocada el 29 de mayo por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), informó su diario.

'Esta investigación apunta a nuestros artículos sobre los asuntos vinculados a Alexander Benalla, lo que incluye nuestra información del perfil de un suboficial de la Fuerza Aérea, Chokri Wakrim, compañero (sentimetal) de la exjefa de seguridad de Matignon (servicios del primer ministro), Marie-Elodie Poitout', señala en un editorial el director de redacción de Le Monde, Luc Bronner.

Wakrim estaba obligado por contrato a la protección de un hombre de negocios ruso, lo que llevó a la apertura de una investigación por 'corrupción', recuerda Bronner.

Según una fuente judicial, Ariane Chemin fue convocada en el marco de una investigación abierta por 'revelar la identidad de un miembro de las unidades de las fuerzas especiales'. Según fuentes concordantes, esta investigación es fruto de una demanda presentada a mediados de abril por Chokri Wakrim.

'La DGSI es también un servicio de policía judicial, que tiene competencias para realizar bajo autoridad de la justicia las investigaciones relacionadas cuando se comprometan secretos', según fuentes cercanas al dossier.

'Evidentemente, mantenemos nuestra información y expresamos nuestra inquietud por esta convocatoria: el interés público supone poder investigar al entorno y los vínculos mantenidos por los empleados del Elíseo (servicios de la presidencia) o Matignon, cualesquiera sean sus trayectorias anteriores', subraya Bronner.

Éste considera que esta convocatoria, 'bajo el estatuto de una audiencia libre, es aún más preocupante en tanto sigue a procedimientos similares, utilizados recientemente contra otros periodistas'.

En efecto, a mediados de mayo, tres periodistas que investigaban la exportación de armas francesas a Yemen (los dos fundadores de Disclose --un medio en línea-- y un periodista de Radio France) fueron convocados por los servicios secretos, y los tres denunciaron un 'intento de intimidación'.