Gran oración de católicos en Sri Lanka un mes después de atentados de Pascua

Colombo (AFP) -

Cientos de católicos esrilanqueses rezaron el martes delante de la iglesia de San Antonio de Colombo, uno de los blancos de los atentados yihadistas del 21 de abril, justo un mes después de estos ataques que dejaron 258 muertos y 500 heridos.

Los fieles encendieron velas y se recogieron delante de la iglesia de la capital de Sri Lanka, levantada en 1740 y que se encuentra actualmente en reconstrucción para reparar los daños causados por una bomba el Domingo de Pascua.

Varios kamikazes causaron una masacre el mes pasado haciéndose explotar en varios hoteles de lujo e iglesias cristianas que celebraban la misa de Pascua. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó estos ataques, perpetrados por un movimiento islamista local, el National Thowheeth Jama'ath (NTJ).

Sri Lanka sigue en régimen de estado de emergencia, con un gran dispositivo de seguridad.

Esta fecha que marca un mes desde los atentados coincide con la reapertura parcial el martes de los establecimientos escolares católicos, que permanecían cerrados desde la masacre.

En el establecimiento San José de Colombo, los alumnos volvieron a sus clases. Las escuelas públicas reabrieron antes este mes, pero la asistencia sigue siendo baja.

Un portavoz católico indicó que las escuelas primarias reabrirían la semana próxima. El ejército indicó que sus fuerzas de seguridad protegerían los centros de enseñanza.

Los cristianos representan el 7,6% de la población de este país de 21 millones de habitantes, de mayoría budista. La semana pasada, revueltas antimusulmanas causaron un muerto y se tuvo que activar un toque de queda para restablecer el orden.