Esperada reanudación de discusiones en Sudán sobre la transición

Jartum (AFP) -

Los militares y el movimiento de protesta en Sudán retomarán este domingo por la noche las conversaciones sobre la composición de un futuro Consejo Soberano de transición, en un contexto en el que los islamistas advirtieron sobre la necesidad de mantener la ley islámica (sharía) como fuente de la legislación.

Los líderes de la protesta mantenían este domingo su intención de que esta futura institución esté dirigida por un civil, al día siguiente de un llamado de la comunidad internacional a reanudar el diálogo para lograr una transición 'realmente dirigida por los civiles'.

Según un comunicado de la Alianza para la Libertad y el Cambio (ALC), al frente de la movilización, las negociaciones se reiniciarán a las 21H00 (19H00 GMT) y se centrarán en la repartición, entre militares y civiles, de los puestos en el Consejo Soberano y sobre su futuro jefe.

Desde hace meses, las negociaciones están bloqueadas respecto a estos puntos, ya que ambas partes reclaman una mayoría de los suyos al frente de esta institución.

Los generales suspendieron las negociaciones el miércoles por la noche, reclamando el desmantelamiento de las barricadas instaladas por los manifestantes en Jartum.

Desde el 6 de abril, miles de sudaneses acampan delante del cuartel general del ejército, que asumió el poder tras destituir el 11 de abril, por la presión ciudadana, al presidente Omar al Bashir.

Los militares aseguraron varias veces que no querían recurrir a la fuerza para dispersar la sentada, mantenida para pedir un traspaso de poder a una administración civil.

El viernes, los manifestantes desmontaron las barricadas pero amenazaron con volver a levantarlas si los generales no retomaban las negociaciones.

El sábado por la noche, el consejo militar de transición anunció que la reanudación tendría lugar el domingo con la ALC en el palacio presidencial.

Las conversaciones volverán a abrirse en un contexto de tensiones: por primera vez desde la destitución de Bashir, cientos de islamistas se congregaron el sábado ante el palacio presidencial en contra de cualquier futura administración civil que no utilice la sharía (ley islámica) como fuente de la legislación.