Protestas en Alabama, EEUU, por ley que condena el aborto como un homicidio

Montgomery (Estados Unidos) (AFP) -

Defensores de los derechos reproductivos de la mujer protestan este domingo en varias ciudades de Alabama, en el sureste de Estados Unidos, contra una ley que castiga el aborto como un homicidio y cuyos autores buscan forzar un cambio de jurisprudencia a nivel nacional.

Organizaciones de derechos humanos celebran marchas la tarde del domingo en la capital, Montgomery, y en las ciudades de Birmingham, Anniston y Huntsville, las tres más al norte.

'Las personas deberían tener el derecho de tomar las decisiones que prefieran sobre sus cuerpos sin interferencia estatal', dicen los organizadores de la manifestación principal en Facebook.

Desde el miércoles, Alabama tiene una ley que prohíbe todos los abortos excepto si hay riesgo de muerte para la madre y sin excepciones para las víctimas de incesto o violación. La medida entra en vigor en noviembre, aunque probablemente sea bloqueada por un juez antes.

'Vamos a regresar a la época cuando las mujeres se hacían los abortos ellas mismas', dijo Maralyn Mosley, de 81 años, al diario local Montgomery Advertiser. Se practicó un aborto a los 13 cuando esto aún era ilegal. La había violado su tío.

'Vamos a volver a las perchas y a los úteros perforados. Vamos a volver a cuando las mujeres morían desangradas', advirtió.

En lo que va de año, las manifestantes se han estado vistiendo con los uniformes monacales de 'El cuento de la criada', de cuya simbología se apropiaron los defensores de los derechos reproductivos.

Se trata de una versión televisiva de la distopía del mismo título de la novelista canadiense Margaret Atwood, que imagina un futuro donde las mujeres son tratadas como incubadoras vivientes.

- Ofensiva republicana -

El diseño de esta ley forma parte de una ofensiva republicana que busca llevar la discusión del aborto a la Corte Suprema. Esperan que los magistrados, que ahora son de mayoría conservadora, reviertan la legalidad del aborto a nivel nacional.

En 1973, un fallo apodado 'Roe vs. Wade' habilitó el aborto en todo el país hasta que el feto sea viable, a las 24 semanas de embarazo.

También esta semana, Misuri ilegalizó el aborto a partir de las ocho semanas. Otros seis estados -Georgia, Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte- han promulgado leyes que lo prohíben desde que se detecta el corazón, a las seis semanas. Ninguna ha entrado en vigor.

El sábado, el presidente Donald Trump tomó posición sobre el tema y aseguró que, aunque es 'decididamente provida' está de acuerdo con el aborto en 'tres excepciones -violación, incesto y proteger la vida de la madre', según tuiteó.

La ley HB314 de Alabama está diseñada para que llegue a la Corte Suprema. Así lo dijo la propia gobernadora republicana, Kay Ivey, cuando la firmó el miércoles.

Uno de los nuevos jueces con los que cuentan los conservadores es Brett Kavanaugh, cuyo nombramiento por Trump el año pasado fue cuestionado por una mujer, Christine Blasey Ford, que lo acusó en un comité del Senado de haberla violado cuando ambos eran estudiantes universitarios.

La mayor organización de derechos humanos del país, ACLU, ha dicho que demandará la ley de Alabama como insconstitucional.

Para esta ONG, todo lo que producirá este episodio será el malgasto del dinero de los contribuyentes en la batalla judicial que se aproxima.

- 'Niños no nacidos' -

La ley, que se refiere al feto como un 'niño no nacido', contempla entre 10 y 99 años de prisión para el médico que practique el aborto, porque lo considera un homicidio. En cambio, no estipula una pena para la madre, que vistas así las cosas sería cómplice de este homicidio.

Eric Johnston, el presidente de la Coalición Provida de Alabama, colaboró en la escritura del texto. Cuando se le preguntó por qué la ley no castiga a la madre, respondió:

'Se puede decir que ella es cómplice de asesinato. (...) Pero [no acusarla] es una decisión que tomamos porque ella está en medio de un proceso y no quisimos convertirla en una cómplice', dijo Johnston a la radio NPR.

La ley además compara 'Roe vs. Wade' con el Holocausto. 'Se estima que 6 millones de judíos murieron en los campos de concentración nazis', indica su texto. 'En comparación, más de 50 millones de bebés han sido abortados en Estados Unidos desde el fallo Roe'.

Pero 58% de los estadounidenses creen que el aborto debería ser legal, según una encuesta del centro de investigaciones Pew del año pasado.