Los suizos votan en referéndum un endurecimiento de la legislación sobre armas

Ginebra (AFP) -

Los suizos se pronuncian este domingo en un referéndum sobre una ley derivada de las medidas antiterroristas de la Unión Europea (UE) que busca endurecer las condiciones de adquisición de ciertas armas, un texto criticado por los practicantes de tiro deportivo, una actividad expandida en el país.

El gobierno advirtió a los electores que un rechazo de esta nueva legislación podría suponer una exclusión de la Confederación Helvética ?que no es miembro de la UE? de los acuerdos europeos de Schengen y Dublín, a los que está asociada.

Y esa exclusión tendría consecuencias en los terrenos de la seguridad y el asilo, pero también en materia de turismo, y costaría 'varios miles de millones de francos suizos al año', según las autoridades federales.

Considerando esas amenazas 'exageradas', el mundo del tiro deportivo lanzó un referéndum, asegurando que la ley será 'totalmente inútil frente al terrorismo' y que 'suprimirá el derecho a poseer un arma y enterrará' su disciplina.

Asimismo, consideran que se podría encontrar una 'solución pragmática' con la UE

El UCD, el partido de derecha que cuenta con más apoyo en el país, es el único que respalda a los opositores a la nueva ley.

Pero los sondeos no dan a su campo por vencedor.

El último sondeo, publicado el 8 de mayo por el instituto GfS.Bern da un 34% de apoyos al no a la nueva legislación, frente al 65% a favor del sí y 1% de indecisos.

Las armas están muy extendidas en Suiza, aunque al no existir un registro federal es difícil saber cuántas circulan exactamente.

- 'Dictado de la UE' -

Según el centro de estudios Small Arms Survey de Ginebra, en 2017 había más de 2,3 millones de armas en manos de civiles, esto es, casi tres por cada diez habitantes, lo que sitúa a Suiza en 16ª posición de la clasificación mundial de número de armas por habitante.

La nueva legislación no prevé que haya un registro central, pero impone la señalización de todos los elementos esenciales de un arma.

Clasifica las armas semiautomáticas que poseen un cargador de gran capacidad en la categoría de armas 'prohibidas', pero los coleccionistas y practicantes de tiro deportivo aún podrán adquirirlas solicitando una 'autorización excepcional'.

Estos últimos deberán demostrar al cabo de cinco años y, más tarde, de diez, que siguen practicando tiro regularmente.

En Suiza, donde apenas se producen tiroteos, el apego por las armas es herencia de la tradición de un ejército de milicianos que se quedan su fusil en casa.

Existen muchas ocasiones en las que se puede practicar el tiro, como la fiesta federal del tiro o competiciones populares, y el interés por los calibres de todo tipo creció en los últimos años.

En los entornos del tiro, la nueva ley se ve como un 'dictado de la UE'.

Si se adopta la ley, 'hay que saber que el 80% de las armas utilizadas por tiradores deportivos [...] serán prohibidas', advirtió Serge Vidal, secretario del comité ginebrino Libertad y Apertura.

Lisa Mazzone, diputada de los Verdes en el Parlamento, consideró que una victoria del sí enviaría una 'señal positiva sobre la capacidad de los suizos' para delimitar mejor, en el futuro, la posesión de las armas.