Tusk llama a los polacos a votar por la oposición en las europeas

Varsovia (AFP) -

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llamó este sábado a sus compatriotas polacos a votar en las elecciones europeas por la oposición, y no dejar así su futuro en manos de los conservadores actualmente en el poder.

'No tenéis otra solución [...] No podéis dejar el destino de vuestros hijos y de vuestros nietos en sus manos. Nuestros hijos y nuestros nietos no os lo perdonarán nunca', declaró Tusk durante una importante marcha de la oposición proeuropea en Varsovia, haciendo referencia al partido conservador nacionalista Derecho y Justicia (PiS), en el poder desde 2015.

El ex primer ministro liberal polaco aprovechó también para arremeter contra el poderoso líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, al que comparó con un 'ayatolá'.

Fue aplaudido por unos 20.000 manifestantes, según los periodistas en el lugar, convocados por la Coalición Europea, alianza que reagrupa a varios partidos de oposición.

'Vine para apoyar la idea de una participación positiva de Polonia en el seno de la UE, en lugar de darle la espalda como lo hace el actual gobierno', dijo a la AFP, Miroslaw Janusz, un informático.

La elección europea del 26 de mayo cobra una particular importancia en Polonia, pues su resultado puede influir en el de las legislativas previstas para el otoño (boreal).

Con un incierto resultado entre el PiS y la Coalición Europea -el nuevo partido de izquierda, Wiosna (Primavera), llega en tercera posición según los sondeos-, el desafío es la futura evolución de este país de 38 millones de habitantes, de los cuales más del 90% está a favor de la UE.

La imagen del PiS puede verse empañada por su cercanía con la Iglesia católica, criticada por los casos de pedofilia encubiertos por algunos obispos, según un documental con más de 19 millones de reproducciones en una semana.

Entre las banderas nacionales y europeas que sujetaban los manifestantes este sábado, se vio una pancarta que decía: 'Una Polonia soberana y no vaticana'.

El PiS suavizó el euroescepticismo en su discurso ante la llegada de las elecciones.

El mandato de Tusk a la presidencia del Consejo Europeo termina el 30 de noviembre. Aunque es vago acerca de sus futuros proyectos, podría ser candidato a las presidenciales polacas dentro de un año.