Militares en Sudán suspenden las discusiones sobre la transición política

Jartum (AFP) -

Los militares en el poder en Sudán, exasperados por las nuevas barricadas levantadas por los manifestantes en Jartum, suspendieron de manera repentina el miércoles por la noche las discusiones sobre la formación de instituciones que deben llevar al país a un poder civil, según los líderes de la protesta.

El consejo militar y los dirigentes de la Alianza por la Libertad y el Cambio (ALC), líder del movimiento, debían iniciar el miércoles por la noche la última etapa de las negociaciones para crear un Consejo Soberano, institución clave del periodo de transición de tres años, después de haber avanzado sobre la formación de una asamblea legislativa.

Este escenario se vio empañado por la violencia que estalló por la tarde. Al menos ocho personas resultaron heridas por disparos contra manifestantes en las barricadas nuevamente levantadas en la capital, que el ejercito quería desmantelar.

Unas horas después, los líderes de la ALC anunciaron a la AFP que el consejo militar decidió suspender las discusiones hasta que se desmantelen los nuevos bloqueos de carreteras.

'El consejo militar suspendió las discusiones. Nos pidieron desmantelar los bloqueos en algunas partes de la capital', declaró Rashid al Sayed, portavoz de la ALC.

'El consejo militar nos dijo que los manifestantes deben desmantelar las barricadas y reintegrar la principal sentada', donde los manifestantes acampan desde el 6 de abril, según la misma fuente.

Otro líder de las protestas, Ahmed Al Rabi, confirmó la petición de suspensión de los militares.

'El consejo militar nos contactó para decir que solo retomará las discusiones tras el desmantelamiento de los bloqueos', declaró.

- 'Inaceptable' -

El lunes, tras las primeras escenas de violencia alrededor de las barricadas -donde murieron cinco civiles y un militar- el consejo militar consideró 'inaceptable' el levantamiento de barricadas, afirmando que creaban el caos en la capital.

Tras estos actos, la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), un pilar de la protesta, llamó a la movilización pidiendo a los sudaneses en un comunicado mostrar su 'apoyo a los manifestantes', uniéndose en su sentada ante el cuartel general del ejército en la capital.

Al mismo tiempo exhortó a los manifestantes a 'conservar el carácter pacífico del movimiento y evitar cualquier enfrentamiento'.

El embajador británico en Jartum, Irfan Siddiq, atribuyó los disparos a las fuerzas de seguridad y pidió a los militares en el poder 'poner fin a esta situación'.

En un tuit declaró que estaba 'sumamente preocupado por el uso de balas reales por las fuerzas de seguridad sudanesas contra manifestantes en Jartum hoy'.

La ALC y Washington atribuyeron esta violencia al ejército, pero el consejo militar la endilgó a 'elementos infiltrados', que intentan hacer fracasar el proceso político.

- Avance -

Desde el lunes, el proceso de negociación logró grandes avances.

Se definió la fisonomía de la asamblea legislativa. Estará formada por 300 miembros, hasta un 67% de los cuales serán representantes de los manifestantes, agrupados en la ALC.

El resto de la asamblea estará formada por las fuerzas políticas no afiliadas a la ALC.

Uno de los líderes de la protesta, Khaled Omar Yussef, minimizó el rol que tendrá el Consejo Soberano, e insistió en el hecho de que el país contará con un gobierno poderoso.

'El gabinete tendrá plenos poderes y estará formado por la ALC', declaró a la AFP, y añadió que la alianza podría recurrir a tecnócratas. 'Solo los ministerios de Defensa y del Interior irán a los militares'.

Yussef insistió en la necesidad de tener un Consejo Soberano compuesto esencialmente de civiles, mientras que los militares desean que esté dominado por ellos.

Emiratos Árabes Unidos, que siguen de cerca la evolución de la situación en Sudán y que se han asociado con Arabia Saudita para aportar una ayuda de 3.000 millones de dólares, celebraron estos avances.

Este proceso 'pone a Sudán en la vía de la estabilidad y de la recuperación tras años de dictadura de Bashir y de los Hermanos' Musulmanes, tuiteó su ministro de Estado para las Relaciones Exteriores, Anwar Gargash.

El Consejo Militar había tomado el poder tras el derrocamiento de Omar Al Bashir, el 11 de abril, tras una oleada de protestas que empezó en diciembre a raíz de un fuerte incremento del precio del pan.