El riesgo de una 'guerrilla naval' en el estrecho de Ormuz

París (AFP) -

Teniendo en cuenta el desequilibrio de fuerzas, un enfrentamiento naval entre Irán y Estados Unidos se aparentaría más a una 'guerrilla naval', que se desarrollaría sobre todo en el estrecho de Ormuz debido a su compleja geografía, estiman expertos.

En un lado estaría la hiperpotencia estadounidense, con la V flota en Bahréin, bases en varios países de la región, portaaviones, aliados sauditas e israelíes. Del otro, un Irán aislado, con la economía tambaleante tras años de sanciones y con recursos militares limitados.

Un eventual conflicto entre ambos países, tras un aumento de tensiones en el Golfo en los últimos días, no desembocaría 'en una guerra naval en el sentido estricto de la palabra. 'No habría una confrontación en pleno mar entre fuerzas equivalentes', explica James Holmes, del Naval war college, en Estados Unidos, en la revista National Interest.

Sería más bien 'un tipo de guerrilla naval', señala Jean-Sylvestre Mongrenier, del instituto franco-belga Thomas More, quien destaca que 'los recursos militares iraníes no pueden medirse a los estadounidenses'.

Para Irán, 'el objetivo no sería infligir una derrota naval a Estados Unidos, porque no está a su alcance, pero propinar golpes militares, materiales y psicológicos en su acción en el Golfo', movilizando sobre todo recursos poco costosos para amenazar a los muy costosos equipos estadounidenses, añade.

'Desde la revolución de 1979 y la guerra entre Irán e Irak, las autoridades iraníes han desarrollado nuevas estrategias para conseguir una victoria parcial, esencialmente psicológica', sostiene el centro de estudios superiores de la marina francesa en un documento sobre 'la estrategia naval asimétrica iraní'.

Esta estrategia es similar a la doctrina francesa de la 'Jeune école' en el siglo XIX, que abogaba por la proliferación de pequeños barcos rápidos en lugar de los poderosos barcos acorazados que tenían los ingleses.

- Minas, lanchas rápidas y misiles -

'Entre las acciones que podría emprender Irán figura colocar minas en el estrecho de Ormuz (minas de fabricación rusa, china y norcoreana, pero también de fabricación iraní), hostigar a unidades navales estadounidenses con lanchas rápidas (armadas con lanzacohetes y misiles de corto alcance) y usar misiles antiaéreos tierra-mar', explica Mongrenier.

En otras palabras, amenazar con medios de combate de bajo costo pero que causarían daños a equipos estadounidenses caros.

El estrecho de Ormuz, con su compleja geografía, jugaría también un rol preponderante.

Las fuerzas iraníes 'concentrarían su potencia de fuego asimética en el punto más estrecho de Ormuz, en donde apuntar al enemigo es fácil y huir difícil', estima Holmes.

'Así que no cometan el error de comparar ambas fuerzas y concluir que la Navy estadounidense destrozaría a las fuerzas iraníes gracias a sus aviones y armas', advierte este experto.