Francia homenajea a sus dos 'héroes' que murieron liberando a rehenes en Burkina Faso

París (AFP) -

Francia rindió este martes un homenaje nacional a dos militares que murieron como 'héroes' liberando a cuatro rehenes en Burkina Faso la semana pasada, un sacrificio que fue alabado por el presidente Emmanuel Macron en una emotiva ceremonia.

Cédric de Pierrepont, de 33 años, y Alain Bertoncello, de 28, ambos oficiales de la marina en el Comando de Operaciones Especiales, perdieron la vida en la noche del 9 al 10 de mayo durante un operativo para liberar a dos franceses, una estadounidense y una surcoreana, en Burkina Faso.

Una multitud se unió a los soldados, bomberos y veteranos que se congregaron a lo largo del puente parisino Alexandre III, por donde pasó la caravana que llevaba los ataúdes hacia una ceremonia solemne en el emblemático Palacio Nacional de los Inválidos.

Varios aplaudieron cuando pasó el coche fúnebre, mientras que otros entonaron el himno nacional 'La Marsellesa'.

Sus féretros, cubiertos con la bandera tricolor, ingresaron posteriormente al Patio de Honor de Los Inválidos llevados en los hombre de sus hermanos de armas, que iban con el rostro cubierto para preservar su anonimato.

'La misión era difícil (...) Pero era necesaria', declaró Emmanuel Macron durante un discurso, en el que homenajeó a estos dos 'héroes' de la patria, en presencia de sus familiares y miembros del gobierno.

'Francia es una nación que no abandona jamás a sus hijos (...) Aquellos que atacan a los franceses deben saber que nuestro país no cederá', declaró Macron, quien prometió continuar 'sin descanso' la lucha contra el terrorismo en la región del Sahel, en el Medio Oriente y en Francia.

Los dos militares murieron en un operativo lanzado para rescatar a dos franceses, identificados como Patrick Picque y Laurent Lassimouillas, que habían desaparecido el 1 de mayo pasado cuando estaban de vacaciones en una zona de Benín que Francia desaconseja visitar.

Otros dos rehenes, una surcoreana y una estadounidense, fueron también liberados durante el operativo.

Los servicios de inteligencia lograron ubicar a los captores de los turistas franceses en la semidesértica región oriental de Burkina Faso, desde donde se disponían a atravesar la frontera hacia Malí.