Los cuadros de Notre Dame, a recaudo en el Louvre

París (AFP) -

Quince cuadros que permanecían todavía en el interior de Notre Dame de París y que no resultaron dañados por el incendio del lunes fueron transportados este viernes al Museo del Louvre, donde permanecerán durante las obras de restauración de la catedral.

Se trata de lienzos de gran tamaño del siglo XVIII ofrecidos por la corporación de orfebres de París y la mayoría están firmados por los artistas Laurent de La Hyre y de Charles Le Brun.

Los lienzos 'fueron preservados de las llamas', y se encuentran 'en condiciones casi normales', indicó el ministro francés de Cultura, Franck Riester.

En efecto, el interior de la nave donde se hallaban las obras no fue alcanzada por el incendio que devastó el techo de la catedral gótica y su emblemática aguja de 93 metros.

Las obras fueron cuidadosamente envueltas el viernes y colocadas en camiones para ser transportadas al Museo del Louvre.

Se movilizaron unas 50 personas para la operación, incluidos restauradores y conservadores.

- Un cirio encendido durante días -

'Los lienzos son grandes y pesados' y 'la tarea de envolverlos es la más larga porque primero los descolgamos, los observamos, constatamos su estado, tomamos fotos y finalmente los envolvemos', dijo Isabelle Pallot-Frossard, directora del Centro de Investigación y de Restauración de museos de Francia.

Tras su retirada, solo quedan cuatro obras en la catedral, igualmente intactas, pero que son por ahora inaccesibles por motivos de seguridad. Se trata de dos cuadros, un relicario con los restos de Santa Genoveva, patrona de París, y 'una Virgen con el niño Jesús completamente erguida y que durante días sostuvo un pequeño cirio encendido', según Judith Kagan, directora de la Oficina de conservación del patrimonio.

Para explicar su bueno estado de conservación, Pallot-Frossard explica que 'no cayó agua en las capillas. Tampoco hubo hollín puesto que no hubo ningún fuego de calado en la catedral. Cuando las vigas en llamas cayeron, los bomberos controlaron inmediatamente el fuego'.

Según el experto Eric Turquin, especializado en el estudio de lienzos después de un incendio, 'el hecho que las obras estuvieran en las capillas laterales las preservó sin duda de un calor excesivo que habría cristalizado la pintura con un efecto irremediable'.

Notre Dame es el monumento histórico más visitado de Europa, con entre 12 y 14 millones de turistas anuales. El incendio aparentemente accidental que se originó el lunes en la parte superior, donde se estaban realizando unas obras, conmocionó a Francia y suscitó una ola de solidaridad internacional.

El presidente Emmanuel Macron anunció que la restauración finalizará en cinco años, una cifra recibida con escepticismo por algunos expertos.