La ONU anuncia un acuerdo para una retirada militar de Hodeida, en Yemen

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP) -

El gobierno de Yemen y los rebeldes hutíes aceptaron un plan detallado para la retirada militar de la ciudad portuaria yemenita de Hodeida, anunció el enviado especial de la ONU este lunes, sin dar detalles sobre la fecha de la maniobra.

Una reubicación de las fuerzas fue acordado el pasado diciembre en Suecia bajo un alto el fuego, lo que significó la mayor esperanza en años en la búsqueda de una solución para poner fin a una guerra devastadora que ha llevado a Yemen al borde de la hambruna.

El enviado de la ONU, Martin Griffiths, dijo en el Consejo de Seguridad que 'ahora ambas partes habían aceptado un plan detallado de reubicacion' como primer paso de la retirada de la ciudad portuaria.

Griffiths explicó que la semana pasada, cuando se reunió con el líder hutí Abdul Malik al Huthi en Saná, éste le aseguró que sus fuerzas iban a apoyar el acuerdo de Hodeida, si bien el enviado de la ONU dejó planear una nota de escepticismo ante tantos aplazamientos del acuerdo.

'Quiero dejar claro que cuando -y espero que sea 'cuándo' y no 'si'- esa reubicación se produzca, constituirá la primera retirada voluntaria de fuerzas en este largo conflicto', señaló por videoconferencia desde Amán.

Naciones Unidas anunció en febrero un acuerdo de retirada en dos fases de la ciudad de Hodeida y de sus puertos, pero dicha maniobra no llegó a materializarse, y el proceso de paz estaba estancado desde entonces.

'El gobierno yemenita ha demostrado un compromiso claro con el proceso liderado por la ONU', indicó por su parte el embajador estadounidense interino, Jonathan Cohen, en el Consejo de Seguridad.

'Es hora para los hutíes de mostrar a la comunidad internacional que se toman en serio el proceso de la ONU y los acuerdos que ellos mismos suscribieron en Estocolmo', agregó.

La ciudad portuaria de Hodeida es el principal punto de entrada de la ayuda humanitaria en el país.

Los combates en Yemen empezaron en septiembre de 2014, cuando los rebeldes venidos del norte avanzaron hacia Saná y derrocaron el gobierno del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudita.

Desde 2015 el conflicto ha dejado unos 10.000 muertos, en su mayoría civiles, según un balance parcial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque según varias ONGs el numero de muertos es mucho mayor y citan cifras cinco veces superiores.

El cólera también provocó más de 2.500 muertos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cerca del 80% de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia, según la ONU, y la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó de la situación entre la población infantil.