Migrantes rescatados por una ONG alemana desembarcarán en Malta y serán repartidos en Europa

La Valeta (AFP) -

Los migrantes bloqueados desde hace diez días en el barco de la oenegé alemana Sea-Eye desembarcarán en Malta, tras un acuerdo para repartirlos entre Alemania, Francia, Portugal y Luxemburgo, anunció el sábado el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

'Ninguno se quedará en Malta, que no puede cargar sola con este peso', precisó Muscat en Twitter.

Los 64 migrantes, entre los cuales hay 12 mujeres y dos niños de uno y seis años, fueron rescatados el 3 de abril de una embarcación improvisada frente a las costas de Libia, por el buque de la oenegé, llamado 'Alan Kurdi' en recuerdo del niño sirio hallado muerto en una playa turca en 2015.

Primero se dirigió hacia la isla italiana de Lampedusa, pero el ministro del Interior Matteo Salvini (extrema derecha) consideró que Berlín debía ocuparse de estos migrantes rescatados por el barco con bandera alemana.

Se llegó a un acuerdo para desembarcar a los dos niños y sus madres, pero estos rechazaron que les separaran de los padres.

El barco se dirigió después a Malta y navegó alrededor del país mediterráneo durante varios días durante los cuales dos de las mujeres, una de ellas embarazadas, fueron evacuadas hacia La Valeta por razones médicas.

Este es el enésimo episodio de la crisis diplomática sobre la acogida de migrantes iniciada el verano pasado, cuando Matteo Salvini cerró los puertos italianos a los barcos humanitarios, forzando a los otros países europeos a ponerse de acuerdo sobre una repartición.

'Una vez más, el Estado miembro más pequeño de la Unión Europea sufrió una presión inútil al encargarse de resolver un problema que no era su responsabilidad', denunció el gobierno maltés en un comunicado.