Eslovaquia elige nuevo presidente en prueba difícil para el partido de gobierno

Bratislava (AFP) -

Los eslovacos irán a las urnas el sábado para elegir un nuevo presidente en un desafío difícil para el partido de gobierno, un año después del asesinato de un periodista que desató enormes manifestaciones y sumergió al país en la crisis.

La abogada y ambientalista Zuzana Caputova, una abierta crítica del gobierno, ha emergido como franca favorita.

Los sondeos preelectorales otorgan a la elegante abogada de 45 años, madre de dos niños, una ventaja de dos dígitos sobre su más próximo adversario, Maros Sefcovic.

Es probable que haya una segunda vuelta el 30 de marzo entre Caputova y Sefcovic ya que carecen de suficiente apoyo para liquidar el pleito en la primera.

La abogada, dirigente del partido Eslovaquia Progresista, dijo a la AFP que 'la gente pide un cambio'.

Caputova fue una de las miles de personas que salieron a las calles después del asesinato del periodista Jan Kuciak y su novia en febrero de 2018.

Kuciak se aprestaba a publicar un reporte sobre alegados lazos entre políticos eslovacos y la mafia italiana, así como irregularidades en subsidios agrícolas.

El doble asesinato y el demoledor informe de Kuciak, que fue publicado de forma póstuma, sumergió al país en una enorme crisis política.

El primer ministro Robert Fico fue obligado a renunciar al cargo pero se mantiene como presidente del oficialista partido Smer-SD, y es un firme aliado del actual primer ministro, Peter Pellegrini.

'Los principales temas de la elección son la insatisfacción con el partido Smer-SD, la rivalidad entre conservadores y liberales', dijo el analista Juraj Marusiak, en Bratislava.

- ¿Primera presidenta? -

Caputova, de su lado, prometió restaurar la confianza en el Estado, y por ello eligió una consigna central simple: 'Levantémonos contra el mal'.

'Ella apela a electores que están insatisfechos con la actual élite política, tanto a nivel del gobierno como de la oposición', Marusiak a la AFP.

La abogada recibió el apoyo del presidente saliente, Andrej Kiska, un liberal millonario que se ha distanciado del gobierno y que no disputará un nuevo mandato por cuestiones familiares.

'Creo que Eslovaquia está lista para tener su primera presidenta', dijo a AFP María Pavlova, una jubilada de 67 años de la sureña ciudad de Nove Zamky.

Pero Caputova está a favor del aborto legal y promueve más derechos para las parejas del mismo sexo, opiniones que en Eslovaquia pueden alejarle votos.

'Sus posiciones en algunos temas sensibles y sus respuestas muy directas puede irritar un poco a los electores', dijo a AFP el analista político Pavol Babos.

Aunque participa como un independiente, Sefcovic tiene el apoyo del partido Smer-SD, lo que le garantiza un cierto número de votos pero también, en opinión de numerosos electores, lo descalifican.

'No votaría por nadie que haya apoyado a Fico o es apoyado por el Smer', dijo María, una joven estudiante de la ciudad de Piestany.

'El asesinato de Kuciak dejó a Eslovaquia de cabeza para abajo. Es una tragedia sin precedentes. Eslovaquia está aún muy polarizado y el partido Smer no ha cambiado ni un poco', dijo la joven.

- Ni 'santo' ni 'superhombre' -

Para el técnico en informática Roland Kutis considera que 'Sefcovic es un hombre recto, competente y preparado, de quien no nos vamos a avergonzar'.

'Ahora no sea un santo y ni un superhombre, es la mejor opción para Eslovaquia', añadió.

Con la consigna 'Siempre por Eslovaquia', Sefcovic es conocido por su enorme sonrisa, al punto que en las redes sociales es llamado 'PresiDIENTE'.

Es también un político que ha actuado ante la Comisión Europea desde 2009 y es su vicepresidente desde 2014.

Sin embargo, Marusiak apunta que Sefcovic 'tiene poca visión de la política interna'.

Sefcovic estuvo inicialmente al frente en los sondeos, hasta que Caputova, hasta entonces prácticamente desconocida, irrumpió en la escena, después que el científico Robert Mistrik renunció a su propia candidatura y decidió apoyarla.

La ventaja de Caputova sobre Sefcovic es enorme. Un sondeo de la agencia AKO indica un favoritismo de 52,9% a 16,7%, al tiempo que otra encuesta del instituto Focus señala una ventaja de 44,8% a 22,1%.

Aunque el cargo es en gran medida ceremonial, el presidente ratifica tratados internacionales, nombra jueces incluyendo los de la Suprema Corte y es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.