El Brexit preocupa a los productores de prosecco italiano

Conegliano (Italia) (AFP) -

Cada año 120 millones de botellas de prosecco italiano salen rumbo a Reino Unido, un negocio colosal que podría estar en peligro en función de como se termine aplicando el Brexit.

'Esta situación de incertidumbre nos inquieta', pero 'confiamos en que los ciudadanos ingleses no renunciarán a este placer', confía Innocente Nardi, presidente del consorcio de prosecco de Coneglioano Valdobbiadene (DOCG), la zona histórica de producción.

Para el DOCG, cuyo precio de venta es más bien elevado, el Reino Unido representa 18% de las exportaciones. Pero para la zona más importante, el prosecco DOC, el Reino Unido representa 35% de las exportaciones.

Por ello hay cierta 'inquietud' entre los productores, señala Stefano Zanette, presidente del consorcio de prosecco DOC.

Un Brexit sin acuerdo con la Unión Europea representaría un 'salto al vacío' de consecuencias inimaginables, desde kilómetros de atascos por el restablecimiento de controles aduaneros a nuevos aranceles y un riesgo cierto de una caída de las exportaciones.

De fachada, no hay rastros de inquietud. Pero entre bambalinas, los grupos de productores se activan para ver 'cómo proteger de la mejor manera la marca prosecco', señala Mattia Mattiuzzo, vicepresidente de la organización de agricultores Coldiretti, de la región de Treviso.

La razón es que los productores no creen en el peor escenario.

'No tomamos en consideración esa eventualidad porque estamos convencidos del vínculo fuerte que nos une a los consumidores británicos', señaló Nardi.

- 'Nada preparado' -

Angelo Fracchin dice lo mismo. 'Soy optimista, pienso que pocas cosas cambiarán ya que el mundo está globalizado'.

El prosecco 'es un poco parte de la cultura inglesa', asegura.

El prosecco seduce a los británicos porque 'no es muy alcoholizado, no cuesta mucho, se puede beber en cualquier ocasión y reemplaza a la cerveza', dice Facchin, instalado en San Polo di Piave.

Mattiuzzo señala por su parte que el prosecco se impuso en Inglaterra luego de varias acciones de promoción impulsadas por el consorcio.

El Reino Unido representa 40% de la facturación de la bodega Facchin, que creció entre 15 y 20% por año los últimos 4 a 5 años. Una de sus botellas es el prosecco oficial de la universidad de Cambridge, el St John's College.

A pesar de la importancia de Reino Unido, Facchin no preparó nada, esperando ver lo que se decidirá. Pero en el país 'muchos importadores hacen reservas'.

- Tienen razón 'de inquietarse' -

Para poder seguir exportando incluso sin un acuerdo, 'los productores más importantes dialogan con las empresas importadoras inglesas para crear centros logísticos en Irlanda por ejemplo, o empresas de derecho inglés con los criterios exigidos para poder importar vino', explicó por su lado Nardi.

Los productores estiman también que si los clientes británicos deciden en parte no importar más prosecco, la bebida podrá encontrar otros mercados. Nardi destaca el crecimiento anual del prosecco DOCG en Estados Unidos, Canadá y Rusia.

Según Facchin, lo peor de todo esto lo experimentarán los británicos, que tienen razón 'de inquietarse'.