Israel destruye la vivienda de un atacante palestino

Hebrón (Territorios Palestinos) (AFP) -

Las fuerzas israelíes destruyeron este viernes con explosivos la vivienda de un palestino acusado de haber matado con un arma blanca a un ciudadano israelo-estadounidense en la Cisjordania ocupada en 2018, indicaron testigos y el ejército israelí.

Las fuerzas israelíes fueron blanco de piedras lanzadas por palestinos cuando llegaron a Yatta, una ciudad cercana a Hebrón, de donde es originario Jalil Jabareen, acusado del asesinato del activista a favor de Israel, Ari Fuld, precisaron testigos.

El ejército israelí indicó que hubo enfrentamientos violentos con decenas de palestinos, sin que se reportaran heridos.

Luego las fuerzas israelíes hicieron explotar el último piso de una casa de tres niveles donde vivía el palestino, según un video difundido por el ejército.

Israel suele demoler las casas de los palestinos que son autores de ataques contra su país y sus ciudadanos.

El gobierno israelí defiende lo que considera el efecto disuasivo de estas destrucciones para aquellos que se vean tentados de realizar acciones contra Israel. Los detractores de esta práctica denuncian un castigo colectivo que afecta a las familias, que se quedan en la calle.

Ari Fuld, invitado regular de los canales de televisión y conocido como un ferviente defensor de Israel y de la colonización, murió tras ser apuñalado el 16 de septiembre de 2018 no muy lejos de la colonia de Efrat donde vivía.

Jalil Jabareen, que tenía 17 años en el momento de los hechos, resultó herido de bala después de una breve persecución y fue detenido.

La policía dijo en su momento que no había nada que indicara que Ari Fuld fuera objetivo del ataque por su activismo en favor de Israel. El sector, al sur de Jerusalén, entre Belén y Hebrón, ha sido en los últimos años escenario de numerosos ataques antiisraelíes, con frecuencia cometidos con armas blanca por jóvenes palestinos que actúan de manera aislada.

Alrededor de 450.000 colonos israelíes viven al lado de más de 2,5 millones de palestinos en Cisjordania, territorio ocupado desde hace más de 50 años por Israel.