Departamento de Estado de EEUU recuperará a todo el personal a pesar del 'shutdown'

Washington (AFP) -

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el jueves que había encontrado dinero para traer de vuelta a todo su personal y garantizar así el buen funcionamiento de la política exterior del país, a pesar del impasse político que ha provocado el cierre de la administración federal durante casi cuatro semanas.

A diferencia de muchos empleados federales como los inspectores de seguridad del aeropuerto y los miembros de la Guardia Costera, que están trabajando sin remuneración, el Departamento de Estado dijo que pagaría a sus 75.000 empleados utilizando fondos disponibles que fueron localizados.

Un funcionario aseguró que había quedado claro a medida que el 'shutdown' se prolongaba que la fuerza de trabajo del departamento era necesaria para abordar los 'innumerables problemas críticos que requieren del liderazgo de Estados Unidos en todo el mundo'.

'También estamos profundamente preocupados por las crecientes dificultades financieras y la incertidumbre que afecta a los empleados de los departamentos cuyos salarios y bienestar se ven afectados por la duración sin precedentes del lapso', agregó en condición de anonimato.

El gobierno federal está parcialmente paralizado por falta de fondos desde el 22 de diciembre a raíz de una disputa entre el presidente Donald Trump y los demócratas, que tienen mayoría en la nueva Cámara de Representantes. El mandatario republicano se niega a aprobar el presupuesto de la administración mientras sus adversarios sigan oponiéndose a financiar el muro que quiere construir en la frontera con México para luchar contra la inmigración ilegal.

El Departamento de Estado dijo que seguiría usando sus recursos con moderación y no pagaría de inmediato los salarios a los trabajadores que habían sido suspendidos o enviados a casa sin sueldo en el primer mes del cierre.

También dijo que no estaba seguro de poder continuar pagando a los empleados si el cierre se prolonga más allá del próximo mes.

Hasta el jueves, un 23% de los trabajadores empleados directamente por el Departamento de Estado en el extranjero y un 40% en Estados Unidos habían sido suspendidos.