La ONU y EEUU hacen un llamamiento a la moderación en Yemen tras un ataque con dron

Washington (AFP) -

La ONU y Estados Unidos alertaron este viernes sobre la escalada de violencia que vive Yemen e hicieron un llamamiento a la moderación, un día después de que un ataque con dron de los rebeldes hutíes dejara seis soldados muertos y 12 heridos en la mayor base aérea del país.

Washington, que apoya a la coalición liderada por Arabia Saudita contra los hutíes, condenó 'con dureza' el ataque perpetrado en el sur del país durante un desfile militar, entre cuyas víctimas hay altos mandos militares y responsables provinciales.

La operación de los rebeldes pone en peligro la tregua alcanzada con las fuerzas gubernamentales que entró en vigor el 18 de diciembre en Hodeida, un puerto estratégico del oeste de Yemen, en manos de los hutíes.

Esos rebeldes, procedentes de una minoría chiita y apoyados por Irán, conquistaron amplias zonas del país en 2014, desafiando a las fuerzas leales al presidente Abd Rabo Mansur Hadi, que cuenta con el apoyo militar de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

'El ataque contraviene el espíritu del alto el fuego de Hodeida y los avances logrados el mes pasado en las conversaciones supervisadas por la ONU en Suecia', declaró el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Robert Palladino, en un comunicado.

'Instamos a todas las partes a respetar los compromisos alcanzados en Suecia con sus compatriotas yemeníes, renunciando a la violencia y a las provocaciones', dijo.

El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, se mostró por su parte 'preocupado' por el ataque con dron, que supone un obstáculo para sus esperanzas de lograr más avances hacia el final del conflicto que comenzó en 2014.

Emiratos Árabes Unidos llamó a la comunidad internacional a presionar a los rebeldes, a los que acusa de frenar los esfuerzos de paz.

La alianza liderada por Arabia Saudita ha sido acusada de empeorar la crisis humanitaria en Yemen, al bombardear hospitales y autobuses escolares y al imponer un bloqueo marítimo que ha arruinado la economía.

El conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los hutíes se ha cobrado cerca de 10.000 vidas desde su inicio y ha provocado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU.

Reino Unido presentó este viernes un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para ampliar una misión de observadores en Yemen, encargados de velar por el cumplimiento del alto el fuego en Hodeida y permitir que la ayuda humanitaria llegue a los cerca de 14 millones de personas al borde de la hambruna. Se espera que el Consejo apruebe esa resolución la próxima semana.

La propuesta británica prevé el envío de 75 observadores en Hodeida y en los puertos de Saleef y Ras Issa por un periodo inicial de seis meses.

Las negociaciones entre el gobierno y los rebeldes en Suecia ya habían permitido el envío de un grupo de 20 observadores, pero su mandato apenas duraba un mes.