Opositor Tshisekedi gana presidenciales de la RDC, pero rival denuncia fraude

Kinshasa (AFP) -

La República Democrática del Congo (RDC) parecía este jueves comenzar a transitar una alternancia histórica con el anuncio de la victoria en las elecciones del opositor Félix Tshisekedi, pero el resultado fue contestado por otra parte de la oposición, desatando protestas que dejaron muertos.

En esta primera transición democrática desde la independencia del país en 1960, la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) declaró a Félix Tshisekedi, de 55 años, ganador con 38,6% de los votos, por delante del otro candidato opositor, Martin Fayulu, con el 34,8%, según resultados provisionales.

Anunciada tras una larga espera, en las primeras horas del día la noticia fue recibida con algarabía por multitudes de jóvenes en las calles de Kinsasha y Goma (este), al grito de '¡Agradecemos a Dios!', en tanto daban un concierto de trompetas.

Pero también se escuchó el descontento de los partidarios de Fayulu, y algunos de sus bastiones fueron el escenario de actos de violencia, en particular en Kikwit (oeste), donde dos policías y dos civiles murieron.

'En la operación de restablecimiento del orden público de este jueves en Kikwit, dos policías y dos civiles murieron. También contabilizamos 10 heridos', declaró a la AFP el general Dieudonné Mutepeke, jefe de la policía de esta ciudad del oeste del país.

Fayulu denunció un 'golpe electoral', en tanto sus partidarios insistían aseguraban 'Nos han robado la victoria'.

La Unión Africana (UA) por su parte advirtió que la contestación de los resultados se tiene que hacer 'pacíficamente', e insistió en la necesidad de 'consolidar la democracia y preservar la paz', declaró el presidente de la Comisión de organización, Musa Faki Mahamat.

La poderosa Iglesia católica, que había desplegado 40.000 observadores el día de los comicios, también puso en duda los resultados. 'Tal como fueron publicados por la CENI, no se corresponden con los datos recogidos por nuestra misión de observación', declaró el portavoz del episcopado, el abad Donatien Nshole.

No obstante, los obispos no dieron el nombre del que consideran ganador.

- Homenaje a Kabila -

En sus primeras declaraciones, Tshisekedi rindió homenaje a Joseph Kabila: 'Hoy, no tenemos que considerarle más como un adversario sino como un socio de la alternancia democrática de nuestro país'.

'Estoy contento por ustedes, pueblo congoleño. Todo el mundo pensaba que este proceso iba a terminar en enfrentamientos y violencia, con sangre derramada', dijo.

'Nadie podía imaginar un escenario así, en el que un candidato de la oposición iba a salir vencedor', agregó.

El candidato del gobierno saliente, el exministro del Interior Emmanuel Ramazani Shadary, quedó en tercer puesto (23,8%). Los otros 18 candidatos obtuvieron puntuaciones muy bajas.

El resultado todavía puede ser recurrido ante la Corte Constitucional, que deberá publicar los definitivos el 15 de enero, según el actual calendario electoral. La prestación de juramento está prevista el 18 de enero.

Este jueves, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió a todas las partes 'abstenerse de actos violentos' y 'solucionar cualquier contencioso electoral mediante los mecanismos institucionales establecidos' en la Constitución.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el viernes para abordar la situación en RD Congo.

Por su parte, Estados Unidos reclamó una 'aclaración' del resultado.

'Exhortamos a todas las partes a mantenerse en calma mientras continúa el proceso' electoral y 'esperamos la clarificación de las preguntas planteadas durante el escrutinio de los votos', declaró en un comunicado el Departamento de Estado estadounidense.

- Mano tendida -

Félix Tshisekedi es hijo de una gran figura de la historia política congoleña, Etienne Tshisekedi, fallecido en Bruselas.

Tshisekedi se alió durante su campaña con el expresidente de la Asamblea Nacional Vital Kamerhe, quien se convertiría --de confirmarse la victoria-- en primer ministro, según el acuerdo al que llegaron.

El secretario general de la Unión por la Democracia y el Progreso Social (UDPS), Jean-Marc Kabund, sugirió 'un encuentro' entre Tshisekedi y Kabila 'para preparar el traspaso pacífico y civilizado del poder', antes incluso de la proclamación de los resultados.

'No vamos a rechazar la mano tendida porque hay un momento para todo. Un momento para oponerse y disputarse el electorado pero también un momento para unirse', reaccionó el portavoz del gobierno y del candidato del poder Lambert Mende en la radio de la ONU Okapi.

En 2011, la reelección del presidente Kabila se vio empañada por las protestas y, con dos años de retraso, tras 18 años en el poder había aceptado retirarse obligado por la Constitución, que le prohibía un tercer mandato. Gobernaba desde que fue asesinado su padre y predecesor en el cargo, el 16 de enero de 2001.