Oklahoma vuelve a aplicar la pena de muerte tras ocho meses de pausa

Washington (AFP) -

El estado de Oklahoma, sureste de Estados Unidos, volverá a aplicar la pena de muerte después de ochos meses de pausa, con la ejecución de un condenado el jueves.

Charles Warner, 47 años, será ejecutado a las 18H00 locales (00H00 GMT del viernes) por violación y asesinato de la hija de su compañera, una niña de 11 meses de edad.

Su ejecución estaba prevista para realizarse el 29 de abril de 2014, justo después de la Clayton Lockett. Pero la muerte de Lockett generó polémica. El condenado terminó muriendo después de una agonía de 43 minutos provocada por la inyección letal, lo que provocó la suspensión de esta práctica.

Otro condenado, Johnny Kormondy, de 42 años, será ejecutado en Florida el jueves a las 23H00 GMT por el asesinato de un padre de familia.

En ambos casos, los condenados apelaron ante la Corte Suprema de Estados Unidos. En caso de ser ejecutados, se tratará de la segunda y tercera ejecución que este país lleva a cabo en 2015.

Warner y otros tres condenados a muerte en Oklahoma piden a la Corte que se cuestione sobre la constitucionalidad de la inyección letal con midazolam, un barbitúrico utilizado en otras ejecuciones que generaron polémica por haber provocado agonía al condenado.

Desde el caso de Lockett, Oklahoma no había puesto en práctica ninguna ejecución. Después de ese hecho, el estado decretó una moratoria de seis meses y la revisión de su protocolo de ejecución. Una investigación estableció luego que la intravenosa para inyectar el cóctel de productos mortales había sido mal puesta y controlada de manera insuficiente.