Misterio en Noruega sobre la desaparición de un colaborador de WikiLeaks

Oslo (AFP) -

La policía trata de resolver el misterio de la desaparición en Noruega de un colaborador holandés de Wikileaks, un caso que alimenta todos los fantasmas en las redes sociales.

Arjen Kamphuis, un experto en ciberseguridad de 47 años considerado un asociado del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue visto por última vez el 20 de agosto cuando abandonaba su hotel en Bodø, en el norte del país escandinavo, donde estaba de vacaciones.

Desde entonces, no se sabe nada de su paradero... Según WikiLeaks, el hombre tenía un billete para un vuelo el 22 de agosto que salía de Trondheim y en el que nunca embarcó.

Además, efectos personales de Arjen Kamphuis fueron hallados en un fiordo del país, según indicó la policía este miércoles.

Un pescador encontró el martes varios objetos flotando en el agua que pertenecen al desaparecido, indicó la misma fuente, sin dar más precisiones al respecto.

La desaparición, considerada 'extraña' por WikiLeaks, alimenta varias teorías en las redes sociales.

Muchos de esas redes ven la mano oculta de la CIA, o la de Rusia, o incluso se especula que podría tratarse de una desaparición deliberada para realizar un proyecto secreto en beneficio de Assange

Julian Assange, un australiano de 47 años, está refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres para escapar a la justicia estadounidense, que quiere juzgarle por la publicación en 2010 de documentos militares y diplomáticos.

- Tres hipótesis -

La policía retiene por su parte todas las opciones: desaparición voluntaria (que incluye el suicidio), un accidente o un acto criminal.

'No hemos avanzado lo suficiente en nuestra investigación como para poder eliminar o confirmar una de estas tres teorías', dijo a la AFP el inspector Bjarte Walla. 'Mantenemos abiertas todas las posibilidades', añadió.

Los objetos fueron encontrados en cerca de Kvaenflåget, a unos 50 kilómetros al este de Bodø. La policía y los socorristas están rastreando la zona, tanto en el agua como en la superficie, indicó Walla.

¿Un caso extraño? 'Sin duda', admite el inspecto Walla. 'Tenemos que terminar de evaluar todas las informaciones que hay en nuestro poder (...)' agrega.

Según Ancilla van de Leest, una amiga del desaparecido, Kamphuis no mostraba 'absolutamente ningún signo de querer desaparecer'.

'Al contrario, tenía muchos proyectos, tanto privados como profesionales', dijo a la AFP.

Según los investigadores, el holandés habría tomado el 20 de agosto un tren de Bodø a Rognan, un poco más al sureste.

El misterio se acrecienta además por el hecho que su teléfono fue detectado el 30 de agosto por una antena de telefonía cerca de Stavanger (suroeste), a más de 1.600 kilómetros de Bodø. La policía no sabe si fue el propio Arjen Kamphuis el que lo activó.

El lunes, dos investigadores holandeses llegaron a Bodø para colaborar con sus colegas noruegos en sus investigaciones.

Según Ancilla van de Leest, las relaciones entre Arjen Kamphuis y WikiLeaks 'han sido exageradas por la prensa'. 'Ayuda a varias organizaciones dándoles consejos en seguridad informática', entre ellas WikiLeaks, indicó.