Dos fuentes clave de Woodward critican la representación que hace de Trump en su libro

Washington (AFP) -

Dos prominentes fuentes usadas por el periodista de investigación Bob Woodward para escribir el devastador retrato del presidente estadounidense Donald Trump, que salió a la venta este martes indicaron que su relato había sido distorsionado.

El antiguo asesor económico Gary Cohn y el ex consejero Rob Porter emitieron comunicados criticando algunos aspectos del libro 'Fear: Trump in the White House' (Miedo: Trump en la Casa Blanca), una obra que lo describe como una persona incapaz de ocupar el Despacho Oval y que perfila el ambiente como una 'casa de locos'.

Según la narración, Cohn y Porter tenían roles de contención, intentando que un presidente desinformado no tomara decisiones insensatas y potencialmente desastrosas que comprometieran la seguridad nacional y la economía.

'Este libro no refleja de una forma precisa mi experiencia en la Casa Blanca' dijo Cohn en un comunicado que envió al portal de noticias políticas Axios.

'Yo estoy orgulloso de mi trabajo en la administración de Trump, y sigo apoyando al presidente en su agenda económica', agregó.

Por su parte, Porter afirmó que estaba 'impresionado por lo selectivo y a menudo engañoso del retrato que se perfila del presidente y de su gobierno'.

Además elogió los logros legislativos de Trump, que afirmó que el libro de Woodward ignora y aseguró que el presidente incita a que haya 'debates sólidos'.

Ninguno de los dos dijeron que la publicación fuera específicamente imprecisa ni negaron haberse entrevistado con Woodward.

Porter no refutó haber descrito que un tercio de su trabajo está dedicado a alejar al presidente de ideas peligrosas y que la Casa Blanca estaba perpetuamente 'caminando al lado del abismo'.

Trump dijo que apreciaba 'realmente' sus declaraciones, apuntanto que ayudan a mostrar que 'el libro es solamente una obra de ficción'.