Al menos dos muertos en ataque contra la sede de la petrolera nacional libia en Trípoli

Trípoli (AFP) -

Al menos dos personas murieron y otras 10 resultaron heridas este lunes en un ataque, atribuido a yihadistas, contra la sede de la Compañía Nacional de Petróleo (NOC) en Trípoli, donde se oyeron una explosión y disparos, según una fuente de los servicios de seguridad libios y testigos.

El ataque no fue reivindicado por el momento, pero la misión de la ONU en Libia (Manul) y los servicios de seguridad lo calificaron de 'terrorista' e hicieron referencia a 'kamikazes'.

Un funcionario de la NOC indicó que unos hombres encapuchados atacaron la sede de la compañía tras un tiroteo con los guardias.

'Salté por la ventana con otros colegas. Luego oímos una explosión', agregó bajo condición de anonimato.

La fuerza Al Redaa, un grupo armado que actúa como policía en Trípoli, afirmó haber encontrado 'los restos de kamikazes' en el edificio, mostrando fotos como prueba.

Su portavoz Ahmed Ben Salem, indicó que dos kamikazes se hicieron explotar en la segunda y tercera planta, y añadió que al menos dos guardias de la compañía murieron en el ataque.

En una declaración ante la prensa, el jefe de Seguridad de Trípoli, Salah al Semui, atribuyó el ataque al grupo yihadista Estado Islámico (EI), sin dar más detalles.

El asalto dejó al menos dos muertos y una decena de heridos, según un primer balance del ministerio de Salud.

En una declaración a la televisión Libia 218, el primer ejecutivo de la NOC, Mostafá Sanala, habló por su parte de muertos y heridos entre el personal de la compañía, algunos en 'estado grave'.

Sanala, que fue evacuado de su oficina, lamentó 'daños importantes' en la sede de la compañía.

El edificio, situado cerca del centro de la ciudad, se incendió y quedó rodeado por los servicios de seguridad, según las mismas fuentes. Varios empleados se refugiaron en el tejado para escapar del humo, antes de ser evacuados por la protección civil. El fuego fue rápidamente controlado.

Este ataque ocurre cuatro meses después de otro contra la Alta Comisión Electoral en Trípoli, cuya autoría se atribuyó el grupo Estado Islámico (EI) y que dejó 14 muertos.

El petróleo es estratégico ya que proporciona a Libia más del 95% de sus ingresos.