Bachelet propone una instancia para preparar acciones judiciales por crímenes en Birmania

Ginebra (AFP) -

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, urgió este lunes en Ginebra a crear una instancia internacional encargada de reunir 'pruebas' sobre los crímenes más graves cometidos en Birmania contra la minoría musulmana rohinyá para 'acelerar la celebración de juicios'.

En su primera intervención ante el Consejo de Derechos Humanos, Bachelet 'exhortó al Consejo a adoptar una resolución y someter el tema a la Asamblea General para que lo apruebe, a fin de que se pueda establecer ese mecanismo', como en el caso de Siria.

Bachelet explicó que ese mecanismo 'completaría y apoyaría' el trabajo de la Corte Penal Internacional (CPI), que el jueves se declaró competente para investigar la deportación de la minoría musulmana rohinyá y que podría constituir un crimen de lesa humanidad.

'Se trata de una etapa extremadamente importante para poner fin a la impunidad y hacer frente al enorme sufrimiento del pueblo rohinyá', afirmó la expresidenta chilena.

En 2017, más de 700.000 musulmanes rohinyás huyeron de Birmania, un país mayoritariamente budista, tras una ofensiva del ejército en represalia por los ataques de los rebeldes rohinyás contra puestos fronterizos.

Perseguidos por las fuerzas armadas birmanas y las milicias budistas, los miembros de la minoría musulmana se refugiaron en grandes campamentos improvisados en Bangladés.

A petición del Consejo de Derechos Humanos, un grupo de investigadores de la ONU pidió en agosto que la justicia internacional entable acciones contra el jefe del ejército birmano y otros cinco altos responsables militares por 'genocidio', 'crímenes de lesa humanidad' y 'crímenes de guerra' contra los musulmanes rohinyás, acusaciones que Birmania rechaza.

Los investigadores pidieron renovar su mandato. La cuestión será tratada durante la actual sesión del Consejo, que se celebra entre el 10 y el 28 de septiembre en Ginebra.