Escrito por AFP el Publicado en Internacionales

Bolsonaro destituye a su tercer ministro en seis meses

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyó el pasado jueves al ministro de la Secretaría de Gobierno, el general Carlos Santos Cruz, informó el gobierno, que desde su inicio en enero vive una puja entre el ala "ideológica" y los militares que ocupan cargos en Brasilia.

Santos Cruz es el tercer ministro de Bolsonaro que deja su cargo desde enero, pero es la primera baja entre los ministros uniformados.

"Santos Cruz será sustituido por el general del Ejército Luiz Eduardo Ramos. El presidente deja claro que esta acción no afecta la amistad, admiración y respeto mutuo y agradece el trabajo", informó el portavoz del Palacio de Planalto en un comunicado, sin precisar el motivo de la destitución.

Santos Cruz, a cargo de áreas estratégicas como la comunicación del gobierno y el Programa de Asociación de Inversiones (PPI), había recibido críticas de los sectores más "ideológicos" del gobierno, que quieren darle mayor visibilidad a la agenda de valores conservadores prometida por Bolsonaro en su campaña.

Así, mantienen un enfrentamiento velado con el ala militar del gobierno (8 de 22 ministros), que defienden una visión más pragmática.

Las críticas contra Santos Cruz estuvieron lideradas por dos figuras que no integran oficialmente el gobierno federal, pero ejercen una gran influencia sobre el presidente: el escritor Olavo de Carvalho, un feroz anticomunista radicado en Estados Unidos, considerado como el "gurú" ideológico del bolsonarismo; y el hijo del presidente y concejal de la Asamblea de Rio de Janeiro Carlos Bolsonaro, que asesora de cerca a su padre desde la campaña electoral.

En febrero, Bolsonaro relevó al Secretario General de la Presidencia y coordinador de su campaña electoral, Gustavo Bebianno, tras revelaciones de un supuesto esquema de creación de candidatos "fantasma" en el partido oficialista.

Y en abril removió al ministro de Educación, Ricardo Vélez Rodríguez, envuelto en una serie de polémicas que provocaron la salida de una veintena de altos funcionarios del ministerio.