Fotoperiodista egipcio Shawkan condenado a cinco años podría salir en días

EFE |  El fotoperiodista Mahmud Abdelshakur abu Zeid, conocido como "Shawkan", fue condenado hoy por un tribunal egipcio a cinco años de prisión en la macrocausa por la masacre de la plaza de Rabaa al Adauiya en agosto de 2013, lo que significa que podría salir de prisión en días, indicó a Efe su abogado.

Premiado por la Unesco y símbolo de la defensa de la libertad de expresión en su país, Shawkan fue detenido en agosto de 2013 mientras cubría las protestas y el desalojo en la plaza de Rabaa acusado de asesinato, posesión de armas y pertenencia a los Hermanos Musulmanes, una formación declarada terrorista en 2013. Su abogado Karim Abdelradi indicó hoy a Efe que sido condenado a cinco años de cárcel y a otros cinco "de vigilancia".

Además, durante ese periodo no podrá acceder a sus fondos en bancos. Abdelradi explicó que la vigilancia significa que "debe acudir cada noche a la comisaría de policía, donde firmará y permanecerá allí desde las 6 de la tarde hasta las 6 de la mañana". "En unos días los trámites habrán terminado para su liberación, normalmente son pocos días pero no está determinada la fecha aún", dijo.

"A veces se puede moderar la vigilancia, o sea no tendría que ir todos los días, eso dependerá de qué comisaría es", añadió. Anunció que en cualquier caso van a apelar la sentencia "porque se merece la inocencia".

"La apelación puede realizarse en un mes o dos cuando se aplique la sentencia, pero durante este periodo tendrá que cumplir con el fallo dictado", explicó.

El caso de Shawkan ha trascendido más allá de Egipto y se convirtió en objeto de reclamación por parte de organizaciones como Amnistía Internacional (AI) y Reporteros Sin Fronteras (RSF).

"Soy un fotoperiodista, no un terrorista" o "mi pasión es la fotografía, pero estoy pagando el precio de mi pasión con mi vida", son algunas de las frases de Shawkan que han ilustrado las numerosas campañas en favor de su liberación.

Un tribunal de El Cairo dicto hoy 75 penas de muerte y 47 cadenas perpetuas en una causa contra 739 acusados, en las que, salvo cinco procesados que han fallecido, todos han recibido algún tipo de condena y ninguno fue absuelto.

La macrocausa abarca los incidentes que se produjeron durante el desalojo violento de la acampada islamista de la plaza de Rabaa al Adauiya, en la que se encontraban miles de seguidores del presidente Mursi para protestar contra los militares que le derrocaron con un golpe de Estado un mes antes, el 3 de julio de ese año.

Entre 600 y 800 manifestantes, dependiendo de la fuente, murieron el 14 de agosto de 2013 tiroteados cuando la Policía dispersó la protesta, en los hechos más sangrientos ocurridos después del golpe de Estado, de los que el Gobierno acusa a los islamistas.

En la lista de procesados no hay miembros de las fuerzas de seguridad y el Gobierno aprobó recientemente una ley que confiere inmunidad a los oficiales del Ejército por actos cometidos entre 2013 y 2016.

 

  • Visto: 191