Un viaje privado a Irán provoca la renuncia de un ministro noruego

AFP | El ministro de Pesca noruego, Per Sandberg, dimitió este lunes tras haber vulnerado el reglamento de seguridad durante un desplazamiento privado a Irán con una miss iraní.

Sandberg, de 58 años, que es el número dos del partido del Progreso (derecha xenófoba), viajó en julio a Irán junto a su nueva novia de 28 años, sin haber advertido al equipo de la primera ministra y portando un teléfono móvil de su trabajo.

Los servicios de seguridad noruegos citan regularmente a Irán como uno de los países más activos en materia de espionaje, junto con China y Rusia.

"Per pidió él mismo de dimitir y me parece una buena decisión", aseguró la primera ministra conservadora, Erna Solberg, durante una rueda de prensa, en la que estuvo acompañada por el ministro saliente. "No demostró la sensibilidad necesaria en materia de gestión de la seguridad", añadió.

Este escándalo hizo correr ríos de tinta en la prensa noruega durante las dos últimas semanas y desató una ola de críticas de la oposición contra el ejecutivo noruego, formado por una coalición entre conservadores, liberales y los ultraderechistas del partido del Progreso.

Sandberg se disculpó en un principio, pero nuevas revelaciones hicieron que su situación fuera cada vez más insostenible. La prensa noruega reveló que también vulneró el protocolo de seguridad durante un desplazamiento a China, adonde también viajó con su teléfono profesional.

Esta polémica se hizo aún más mediática por la nueva novia del ministro Sandberg. Ésta es Bahareh Letnes, una refugiada iraní elegida "Miss Irán" en 2013 y 2014.

 

  • Visto: 143