Capacitar el recurso humano es clave para el éxito de las empresas

Darys araúz somoza
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Las quejas más frecuentes de las empresas son las necesidades de habilidades blandas que incluyen el liderazgo, comunicación de relaciones interpersonales, además uno de los mayores problemas que tiene Panamá, es la parte técnica en el desarrollo de las labores empresariales, capacidades que no te enseña una universidad.
Desde el 2008, Wanda Bennasar, actual directora comercial en Alpha & Omega HR and Finance Consultants, pensó en abrir una consultora que se amoldara a lo que el cliente necesita.
Ese mismo año surgió la empresa que ofrece servicios de reclutamiento, capacitación y consultoría para tratar de arreglar problemas internos, detalla la jefa comercial.
La empresa de consultoría, para mantener los bajos costos en sus servicios, tiene como modelo de negocio controlar la operación por grupo de socios y las gestiones de áreas de consultoría son externas, para evitar los excesivos costos de las grandes multinacionales que pueden llegar a cobrar hasta 10 mil dólares por horas de capacitación por la cantidad de personal.
La empresa nació en Panamá, pero a la fecha tiene una sucursal en Argentina, el emprendimiento de sus socios los llevó a crear una base de datos en RR.HH., "a pulso" con la que lograron adherir 6 mil contactos todos seleccionados y capacitados.
Los servicios de las compañías se han ido diversificando, por ejemplo la creación de ferias de trabajo masivo que tiene gran aceptación entre las personas.
Bennasar, con años de experiencia en RRHH y puestos gerenciales, detalló que en temas de capacidades hay una desconexión entre recursos humanos y la gerencia de la empresa que solo ve la productividad y la forma de ganar dinero.
"El país tiene una necesidad de mejorar el servicio, pero muchos no están dispuestos a hacer el esfuerzo e invertir en estas modificaciones, las empresas aún no entienden que lo más importante es la gente y por ello prefieren invertir en infraestructura y en tecnología, pero no en el personal para capacitarlo", afirmó Bennasar.