Cemento importado con componente cancerígeno

La falta de una reglamentación específica en la importación de cemento es una de las principales causas por la cual al país entra cemento de otros países con altos niveles de cromo hexavalente, elemento potencialmente cancerígeno, que pone en riesgo la salud de las personas que trabajan con este material en el sector de la construcción.

 


La reglamentación de referencia de la Unión Europea limita el contenido de cromo hexavalente (cromo VI) en el cemento, a dos partes por millón (2ppm), sin embargo en Panamá la exposición de Cromo VI, al manipular este material, es hasta 25 veces mayor en los cementos que están entrando al país, según expertos.


José Luis Sáez, experto en el tema y especialista de la Universidad Zaragoza, España, indicó que “el cromo hexavalente o cromo soluble está relacionado a diferentes alergias y además con diferentes tipos de cáncer, está probada su relación con cáncer de hígado, vejiga y pulmonares, es realmente un elemento peligroso”.


Sáez dijo que “en la industria de la construcción, el cromo hexavalente está en el cemento, está en las diferentes materias primas que utilizamos”.


Gregorio Guerrel, secretario de Salud Ocupacional del SUNTRACS, señaló que “este tema viene de hace mucho tiempo, al final del camino el problema es que muchos de esos productos vienen de países de los cuales muchos no dominan el idioma. Eso debería traer una ficha técnica para conocer los componentes”.

 

Agregó que “eso trae como consecuencia que hayan gran cantidad de obreros afectados por los manejos de sustancias químicas por productos como el cemento”. Guerrel dijo que a pesar que hay gran cantidad de obreros afectados por el cemento, no manejan una cifra exacta. “La Caja de Seguro Social (CSS), que debe llevar el registro de esas afecciones como una enfermedad adquirida en los centros de trabajo, no lo llevan”.

 

Edgardo Villalobos, subdirector general de salud ambiental del MINSA, manifestó que “no existen reglamentaciones especificas en el tema de la importación del cemento, hace falta una normativa”.

 

Mientras, José Luis González, ejecutivo de CEMEX, dijo que “trabajan por producir un cemento de alta calidad, con procesos que mitigan el impacto ambiental. La compañía considera de alta importancia que Panamá tenga una norma técnica vigente, que garantice la libre competencia de productos que cumplen con las características requeridas para garantizar la calidad y la salud de la población”.

 

Jorge Azcárraga, Gerente General de Cemento Interoceánico, afirmó que “debe existir un reglamento basado en una normativa, la cual ya existe y se revisó, pero está pendiente de aprobación hace meses. Es importante que todos los actores, locales y extranjeros, nos rijamos bajo las mismas normas y sean de cumplimiento obligatorio, sobre todo si hay aspectos de salud”.

 

Caritas 12




Yessika Calles
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @CallesYessika
Instagram: @yessika_calles

 

  • Visto: 1306