Productores panameños rechazan subida tarifa eléctrica y piden se suspenda

EFE | Los productores avícolas de Panamá expresaron hoy su rechazo "categórico" y "absoluto" la subida de la tarifa eléctrica, decretada para este segundo semestre de 2018 y que ha provocado protestas por tres días consecutivos, y exhortaron al presidente Juan Carlos Varela a que lo suspenda "de inmediato".

La Asociación Nacional de Avicultores de Panamá (Anavip) dijo en un pronunciamiento público que el ajuste tarifario, que afecta al 24,5 por ciento de los usuarios, impacta "directa y negativamente" a a los clientes cuyo consumo al mes supere los 301 kilovatios hora, entre los que está todo el sector productivo del país y actividades como la avicultura.

Consideraron "inaceptable e injusto" que los consumidores de energía eléctrica "paguen por la irresponsabilidad y la falta de decisiones administrativas oportunas" de los funcionarios públicos encargados de realizar las inversiones requeridas para el adecuado funcionamiento del plantel de generación y distribución eléctrica del país.

Destacaron que el sector avícola ha desarrollado todo un proceso de modernización e inversión en tecnología que demanda y depende del consumo de energía eléctrica, por lo que este aumento en la tarifa eléctrica "impactaría significativamente" en la actividad".

La Anavip recordó que esta industria es solidaria con sus consumidores y colabora con el control de precios impulsado por el Gobierno, "haciendo todos los sacrificios posibles, por lo que no podemos aceptar la medida adoptada por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) de castigar la producción nacional".

"El aumento de la tarifa eléctrica incrementa todos los costos de los procesos de producción en el sector Agropecuario y por ende el producto final que en muchos casos se reflejará en los bolsillos de toda la población panameña, que directa o indirectamente se verán afectados por este aumento", remarcaron los avicultores.

En razón de ello, exhortaron al presidente Varela a que "suspenda de inmediato" la medida adoptada por la Asep e impulse un proceso de amplio de consultas, a fin de buscar alternativas que no afecten a la población ni al sector productivo "que no resiste un aumento más en su economía familiar ni en sus costos de producción".

La Asep informó la semana pasada de que la tarifa eléctrica subirá un 8,4 por ciento para el 24,5 por ciento de los usuarios, es decir, para aquellos que consumen más de 300 kilovatios hora.

Varela dijo el lunes que el alza se debe especialmente al comportamiento del mercado internacional de la energía y que entendía la molestia de los usuarios afectados, pero que el Estado no tenía margen de maniobra para absorber el ajuste.

"Yo entiendo a la población (porque) a nadie le gusta que le suban luz", declaró Varela, y añadió que "es difícil conseguir el espacio fiscal para que el Estado asuma el aumento" en respuesta a la exigencia de los usuarios de que se anule el ajuste.

El "tarifazo eléctrico" ha generado diversas protestas que hoy se han repetido por tercer día consecutivo, una de ellas frente a la sede de la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) y además por algunos estudiantes de la estatal Universidad de Panamá que de nuevo bloquearon la importante vía Transístmica frente al Campus.

Las unidades antidisturbios repelieron a los estudiantes, que se refugiaron dentro del Campus universitario, desde donde lanzaban piedras y otros objetos contundentes a los policías.

 

  • Visto: 308