Escrito por AFP el Publicado en Destacada Deporte Principal

Los estadounidenses contra la pared en Liga de Campeones de Concacaf

New York, Houston, Kansas City y Atlanta, los cuatro equipos estadounidenses que siguen en la Liga de Campeones de la Concacaf-2019, afrontarán esta semana los partidos de vuelta de cuartos de final con la obligación de remontar.


La semana anterior, los clubes mexicanos Santos, Tigres y Monterrey, así como el Independiente panameño ganaron los juegos de ida y pusieron un pie en las semifinales.



-Por una hazaña en México-
El panorama es especialmente complicado para el New York Red Bulls y para el Houston Dynamo.



Los dos perdieron por 2-0 como locales ante Santos y Tigres, respectivamente, y les corresponde cerrar las eliminatorias como visitantes el martes.



De cara a su visita al estadio Corona, casa de los 'Guerreros' del Santos, Chris Armas, técnico del cuadro neoyorquino, apuntó que la clave para darle la vuelta al marcador será desarrollar un juego con inteligencia.



"El juego no se ganará en los primeros veinte minutos, debemos ser inteligentes, tener equilibrio, estar enfocados y seguir siendo agresivos", comentó Armas.



El Houston Dynamo irá al estadio Universitario, casa de los felinos, con la esperanza de remontar.



En su anterior juego de liga ante el Impact de Montreal, el técnico colombiano Wilmer Cabrera empleó de cambio a los atacantes hondureños Rommel Quioto y Alberth Elis hasta ya bien entrado el segundo tiempo, para reservarlos pensando en la Concacaf.



"Nos arriesgamos a sentarlos porque el martes tenemos un juego importante", explicó Cabrera.



- Muy cuesta arriba -
El miércoles, el Atlanta United tendrá la ventaja de cerrar en casa, el estadio Mercedes Benz, pero sus posibilidades de levantarse del 3-0 sufrido ante Monterrey son reducidas.



El entrenador holandés Frank de Boer aceptó que en esta ronda de Concacaf "los equipos mexicanos han sido mejores que los de Estados Unidos, debemos aceptarlo".



El holandés está en su primera temporada al frente del Atlanta y, aunque no garantizó arrancarle al Monterrey el pase a las semifinales, confía en que su equipo jugará "un buen partido".



-La serie más cerrada-
El jueves en la cancha del Childrens Mercy Park, el Sporting Kansas City tiene una misión con un nivel de dificultad menos complejo que lo que tienen que afrontar New York, Houston y Atlanta.



La escuadra de Kansas City perdió 2-1 el primer partido de su eliminatoria en Panamá ante el Independiente.



Al equipo estadounidense le bastaría con ganar 1-0 pues el criterio de desempate por el gol como visitante le daría el pase a semifinales.



"Le tengo respeto al rival porque sus jugadores son rápidos y agresivos. Tenemos la oportunidad de voltear esto en casa, mis futbolistas estarán ante su gente y la parte sicológica es muy importante", dijo Peter Vermes, director técnico del Sporting Kansas City.