Uruguay y Chile se sacan chispas y Messi celebra aliviado su cumpleaños

Río de Janeiro (AFP) -

Duelo de alquilar balcones prometen este lunes Chile y Uruguay en la jornada de cierre de la primera ronda de la Copa América-2019, en la que Japón y Ecuador se juegan su futuro y Lionel Messi puede festejar aliviado su cumpleaños 32.

La Celeste y la Roja, ya clasificados a cuartos de final, se disputan desde las 20H00 locales (23H00 GMT) el primer lugar del Grupo C en el Maracaná de Rio de Janeiro, que permite evitar al envalentonado Colombia en la próxima instancia.

En efecto, el ganador del Grupo C se cruzará con el alicaído Perú, que viene de ser goleado 5-0 por Brasil, en Salvador, mientras que el segundo lo hará contra la selección cafetera de Carlos Queiroz, la única que ganó los nueve puntos en la primera ronda, en Sao Paulo.

- ¿Reservar jugadores o evitar a Colombia? -

Pero la gran interrogante para el 'Maestro' Óscar Tabárez y Reinaldo Rueda pasa por poner a sus titulares para asegurarse el primer lugar y evitar al 'cuco' Colombia o reservar jugadores para lo que viene.

'Tenemos claro lo que pasa si ganamos, empatamos o perdemos (...). No vamos a especular en absoluto en ese aspecto', declaró Tabárez el domingo en la rueda de prensa previa al partido contra Chile.

Tabárez dijo que siente un 'respeto mutuo' por el técnico de Chile, Reinaldo Rueda, y por el hecho de que la Roja haya ganado hasta ahora todos los puntos disputados.

'Más allá de la impronta que le haya dado Rueda, se basa en muchos principios, sobre todo, en ataque, que tenía esa selección que salió campeona', destacó.

A Reinaldo Rueda se le presenta el dilema de si debe arriesgar a sus dos figuras, Alexis Sánchez y Arturo Vidal, ambos con dolencias, o cuidarlos para los cuartos de final.

El Niño Maravilla sufrió un esguince y el Rey Arturo termino con molestias musculares en el partido contra Ecuador, el viernes.

'Ese es el tema a considerar de acuerdo a cómo reaccionen hoy después de la práctica, lo que sienta el jugador. De acuerdo a lo que he palpado, todos quieren ir mañana y todos están muy comprometidos', declaró el DT de una Roja a la que el empate le basta para salir campeón de grupo.

- Japón-Ecuador: una final, con Paraguay expectante -

A la misma hora (23H00 GMT), en el Mineirao de Belo Horizonte, Japón y Ecuador juegan una final por el último cupo a cuartos de final, con Paraguay expectante y rezando por un empate para quedarse con el boleto como el segundo mejor tercero.

El primero de los dos terceros clasificados es Perú, gracias a la victoria de Colombia del domingo sobre los guaraníes.

El subcampeón de Asia, que impresionó en su anterior salida al empatarle 2-2 a Uruguay, quiere seguir sorprendiendo y nada mejor para ello que vencer a Ecuador y meterse en segunda ronda.

'Cuando llegamos a Brasil queríamos tener un punto, un gol, en la Copa América. Ya los tuvimos y ahora queremos una victoria', dijo el domingo en rueda de prensa el seleccionador de los asiáticos, Hajime Moriyasu.

Enfrente tendrá a un Ecuador que hasta ahora decepcionó a todos, aunque una victoria ante los nipones le permite seguir en carrera cuando ya lo daban por muerto.

'En estos momentos es muy importante la mente (...). Ha sido un torneo duro mentalmente. Hemos trabajado mucho en la alegría, en que no se caigan los ánimos', expresó el entrenador tricolor, Hernán Gómez, ya muy criticado en Ecuador y, como viejo zorro del fútbol que es, sabe que el triunfo acallará las críticas.

Japón, Ecuador o Paraguay, el que clasifique a cuartos de final, se enfrentará con Brasil el jueves en Porto Alegre, en el partido que abre la segunda ronda de la Copa América.

- Y Messi festeja aliviado -

Mientras tanto, Messi cumple 32 años este lunes y lo hace con el alivio de haber logrado la clasificación a cuartos de final con Argentina, al vencer a Catar por 2-0 y evitando lo que hubiera sido una eliminación humillante.

'Es difícil jugar un partido así, por la necesidad, la obligación, el miedo de quedar afuera, pero más allá de eso hicimos las cosas bien y pasamos que es lo importante', admitió Messi ante la situación límite en la que se encontraba Argentina, obligada a ganar.

Ahora 'empieza otra copa', advirtió el mejor jugador del mundo.

Su próximo rival, la dura Venezuela, a la que Argentina no derrota desde la Copa América Centenario de 2016, con dos empates y una derrota en sus últimos tres partidos.

Pero esta será otra historia. Este lunes la 'Pulga' celebra sus 32 años con su familia, llegada de Barcelona, y seguramente cuando sople las velitas pedirá ganar en Brasil su primer título con la Albiceleste.