Semenya no estará en la reunión de Rabat de la Liga de Diamante pero sí el cubano Echevarría

París (AFP) -

La sudafricana Caster Semenya declinó finalmente la invitación de los organizadores de la reunión de Rabat y no participará el domingo en la prueba de 800 m, pero esta parada de la Liga de Diamante sí contará con la presencia del fenómeno cubano Juan Miguel Echevarría en el salto de longitud.

- Nuevo intento de Echevarría -

Se espera mucho del nuevo duelo en el salto de longitud entre el campeón del mundo, el sudafricano Luvo Manyonga, y el prodigio cubano Juan Miguel Echevarría (20 años).

Este último, que sorprendió al mundo del atletismo en 2018 con un salto espectacular de 8,83 m en Estocolmo -no homologado por un viento demasiado favorable (2,1 m/s)- demostró nuevamente su inmenso potencial cuando saltó 8,92 m en marzo en Cuba.

El viento (3,3 m/s) le privó otra vez de validar su intento pero Echevarría se acerca cada vez más al récord del mundo del estadounidense Mike Powell (8,95 m en 1991). El campeón olímpico Jeff Henderson será el invitado de excepción en el duelo entre el cubano y Manyonga.

- Guliyev, a marcar territorio -

El campeón del mundo de 200 m, eclipsado por los jóvenes estadounidenses Michael Norman y Noah Lyles, tendrá ganas de brillar y de acercarse al antiguo récord de Europa que consiguió en 1979 el italiano Pietro Mennea (19.72 segundos).

Pero los estadounidenses no estarán lejos y el turco tendrá que tener cuidado con otra perla venida del otro lado del Atlántico, Kenneth Bednarek (20 años), que esta temporada ha corrido en 19.82 segundos.

- McLeod busca reencontrarse -

Bloqueado en los 13.12 segundos en 2019, el rey de los 110 metros valla Omar McLeod espera cuajar una buena actuación en Rabat. El campeón olímpico y del mundo jamaicano tendrá en el ruso Sergey Shubenkov, oro en los Mundiales-2015, a su principal rival, pese a su modesto inicio de temporada (13.26 segundos en Roma el pasado 6 de junio).

- Stefanidi y Morris quieren recuperarse -

El inseparable dúo dominante de la pértiga femenina Ekaterini Stefanidi-Sandi Morris tendrá que ponerse las pilas, pues ambas saltadoras están lejos de la marca de la estadounidense Jennifer Suhr (4,91 m).

Stefanidi, campeona olímpica y del mundo, no ha pasado de 4,72 m este año, mientras que Morris, que volvió a escena a finales de abril luego de un parón de ocho meses y una operación en el tobillo izquierdo, no ha saltado más allá de los 4,76 m alcanzados en Des Moines (Iowa).