Lyles y Samba impresionan en la reunión de Shanghai

Shanghái (AFP) -

El estadounidense Noah Lyles, vencedor en los 100 metros (9.86), y Abderrahman Samba, que triunfó en los 400 metros vallas (47.27), dejaron huella en la segunda etapa de la Liga de Diamante de atletismo, este sábado en Shanghai, firmando además los mejores cronos del año en sus pruebas.

Lyles, una de las nuevas perlas de la velocidad a sus 21 años, ganó un igualadísimo pulso a su compatriota subcampeón mundial Christian Coleman, que acabó con el mismo crono.

Con su tiempo en la pista china, Lyles mejoró en dos centésimas de segundo su récord personal. El sudafricano Akani Simbine acabó tercero, con un crono de 9 segundos y 95 centésimas.

A cuatro meses del Mundial de Doha (27 de septiembre-6 octubre), el duelo esperado entre Lyles y Coleman se presenta como uno de los platos fuertes de la temporada.

Otro pulso emocionante, tanto en el Mundial como antes durante las reuniones de la temporada, será entre Abderrahman Samba y el joven estadounidense Rai Benjamin. Por el momento, Samba domina en los 400 metros vallas y se llevó la victoria en China.

A sus 23 años, el catarí tiene el segundo mejor tiempo de la historia (46.98) y se impuso esta vez con 47.27 gracias a su gran aceleración final, por delante de Benjamin (47.80), que tiene el tercer mejor crono de todos los tiempos (47.02). El irlandés Thomas Barr acabó tercero (49.41) en esta segunda cita de la Liga de Diamante.

Samba y Benjamin, que eclosionaron especialmente la pasada temporada, parecen serios candidatos a batir el viejo récord del mundo del estadounidense Kevin Young (46.78, desde el 6 de agosto de 1992).

- Orlando Ortega, cuarto -

Todo va bien para Samba, un prodigio nacionalizado catarí en 2016, nacido en Arabia Saudí de padre mauritano y madre saudita.

En los campeonatos de Asia de abril había conseguido un prometedor 47.51 y ahora da un paso más allá.

'Es una sensación formidable esta primera carrera para mí en la Liga de Diamante de esta temporada. Fue una carrera bonita. Rai y yo nos presionamos uno al otro. Este año es muy importante y me siento cada vez mejor', declaró.

Rai Benjamin, que comenzó muy bien y luego perdió el pulso, reconoció que llegó a Shanghai 'sin un objetivo preciso' en esta reunión.

'Es el inicio de la temporada. Estaba muy motivado con la idea de comenzar. No ejecuté mi carrera como quería, pero está bien. Mi finalización y mis dos últimos pasos no fueron bien. Voy a volver a casa y a continuar trabajando', admitió.

Más allá de los resultados de los 100 metros y los 400 metros vallas, Shanghai fue escenario de otras cuatro mejores marcas del año: 5.000 metros masculinos (el etíope Yomif Kejelcha en 13:04.16), el 1.500 metros femenino (la marroquí Rababe Arafi en 04:01.15), los 3.000 metros obstáculos femeninos (la keniana Beatrice Chepkoech en 9:04.53) y el lanzamiento de jabalina masculino (el alemán Andreas Hofmann con 87,55 metros).

En los 110 metros vallas, el cubano nacionalizado español Orlando Ortega sólo pudo ser cuarto (13.28), en una prueba ganada por el jamaicano Omar McLeod (13.12).

La siguiente etapa de la Liga de Diamante será el 30 de mayo en Estocolmo.