Curry anota, Iguodala defiende y Warriors se van 2-0 arriba ante Blazers

Oakland (Estados Unidos) (AFP) -

Con 37 puntos del armador Stephen Curry y defensa clave del alero Andre Iguodala, los vigentes campeones Golden State Warriors vencieron este jueves 114-111 a los Portland Trail Blazers y tomaron ventaja de 2-0 en la final de la Conferencia Oeste de la NBA.

Curry, quien ya había anotado 36 puntos y nueve triples en el primer encuentro, añadió uno más con cuatro tiros de tres, más ocho rebotes y ocho asistencias en el segundo juego para certificar la dramática volteada de los locales, quienes siguen sin poder contar con el concurso de su máximo anotador, el alero Kevin Durant, baja por lesión hasta ahora en la serie.

Los Blazers, que llegaron a ganar por 17 puntos en el segundo cuarto, están ahora obligados a remontar en Portland, donde se llevarán a cabo los Juegos 3 (sábado) y 4 (lunes).

El escolta Klay Thompson acompañó a Curry con 24 puntos por Golden State, seguido del ala-pívot Draymond Green, con 16 y nueve rebotes, y el poste Kevon Looney con 14 unidades saliendo de la banca; aunque tan o más valiosa fue la aportacion del veterano Iguodala, con discretas estadísticas pero un robo clave sobre el armador de Portand, Damian Lillard, en la última jugada del partido.

Lillard acabó con 23 puntos, el escolta CJ McCollum con 22 y el hermano de Curry, Seth, con 16 saliendo de la banca para los Blazers, convirtiendo cuatro de siete intentos triples y colaborando en defensa con cuatro robos.

- Esperando a 'KD' -

La ausencia de Durant, aún sin fecha de retorno oficial, se hace sentir en Golden State, ya que el estelar alero promedia 34 puntos por juego en estos playoffs; pero su lesión en una pantorrilla lo mantiene viendo el partido desde la banca junto al poste DeMarcus Cousins, también de baja.

Los Blazers apretaron el paso en la primera parte y, a tres minutos del descanso, ya tenían ventaja de 55-43 gracias 16 tantos de McCollum.

El conjunto de Portland finalmente se fue al intermedio con 15 puntos de ventaja (65-50) tras registrar un 50% de efectividad en triples con 11 de 22, mientras que los Warriors sólo lograron tres de 14 en ese tramo.

McCollum y Lillard tenían en ese momento 18 puntos entre los dos, con tres triples cada uno.

- Reacción explosiva -

Pero triples seguidos de Thompson y Curry, más un enceste adicional de Green a principios del tercer período metieron de nuevo a los Warriors en el juego, acercándose 69-66.

El Oracle Arena parecía una caldera en ebullición cuando los campeones defensores comenzaron el parcial con una ofensiva 16-4, y otro triple de Thompson puso a los Warriors arriba 77-75 con tres minutos y 15 segundos por jugar del tercero, que acabó igualado a 89 después de varios cambios de liderazgo en el marcador.

Los Warriors vinieron de atrás otra vez y, con tres tiros libres de Curry, se fueron arriba 110-108 con dos minutos por jugar.

Seth puso a Portland arriba 111-110 con un triple, pero un mate de Looney le devolvió la mínima ventaja a los campeones, 112-111, a falta de un minuto.

Acto seguido, otro enceste de Green tras asistencia de Curry con 12 segundos por jugar, y la siguiente acción defensiva de Iguodala sobre Lillard sellaron el triunfo local.

Golden State ha jugado en las últimas cuatro finales de la NBA y ha ganado tres (2015, 2017 y 2018).

El ganador de esta serie va contra el vencedor de la final de la Conferencia Este entre los Milwaukee Bucks y los Toronto Raptors, que favorece a los primeros 1-0.

El viernes se jugará el segundo partido entre Milwaukee y Toronto en casa de los primeros.