La avioneta de Emiliano Sala sigue desaparecida dos días después del despegue

Nantes (Francia) (AFP) -

La avioneta en la que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala seguía sin ser localizada este miércoles, después de haber desaparecido el lunes cuando sobrevolaba el canal de la Mancha y de que el delantero enviara un mensaje preocupado por el estado de la nave.

'Estoy acá arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos y me estoy yendo para Cardiff', dijo Sala en un mensaje de audio enviado por WhatsApp a unos amigos, según informaciones publicadas por medios de prensa argentinos.

'Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben. ¡Papá! Qué miedo que tengo', decía supuestamente el delantero, de 28 años, con un ruido de fondo que hacía pensar en una aeronave.

El exastro argentino Diego Maradona intentó mostrarse optimista ante esta 'mala leche [mala suerte] terrible' diciendo esperar que la avioneta 'se haya equivocado de aeropuerto y lo encuentren vivo', según un mensaje de audio publicado por el periodista Martín Arévalo en su cuenta de Instagram.

Pero las autoridades británicas aseguraron haber 'llamado a todos los aeródromos del sur de Inglaterra para saber si [el avión] había aterrizado allí'.

El monomotor Piper PA-46 Malibu en el que viajaba el jugador desapareció de los radares durante el trayecto entre Nantes y Cardiff, hacia las 20H20 GMT del lunes, cuando se encontraba unos 20 km de la isla de Guernesey.

El control aéreo de la vecina isla de Jersey precisó la noche del lunes que el avión con sus dos ocupantes, que volaba en un primer momento a 5.000 pies de altitud, había solicitado descender y se desplazaba a 2.300 pies antes de que se perdiera su pista.

Las labores de búsqueda, que comenzaron la noche del lunes, duraron '15 horas' y cubrieron casi 3.000 km cuadrados, según la policía. El martes al atardecer hubo que suspenderlas y debían reanudarse al amanecer.

- 'Pensar en lo peor' -

Si cayó, 'el avión se habrá partido, y en ese caso no hay esperanza', dijo a la AFP John Fitzgerald, director general de la agencia de socorro marítimo Channel Islands Airsearch.

'Pasan las horas y no sé nada, me da por pensar lo peor', señaló Horacio, el padre del jugador, en declaraciones a la prensa en Argentina la noche del martes.

En Nantes, ciudad del oeste de Francia en cuyo equipo militaba hasta ahora Sala, cientos de personas acudieron el martes por la noche a depositar flores en homenaje a su mejor goleador, autor de 12 tantos en la primera mitad de la temporada.

Sala fue traspasado por 17 millones de euros, una suma récord, al Cardiff de la primera división inglesa, que se encuentra actualmente en posición de descenso (18º).

En la ciudad galesa la emoción también era enorme, tres días después de la firma del traspaso. El director del club, Ken Cho, dijo estar 'conmocionado'.

'No solo era nuestro traspaso más caro sino también el que iba a cambiar la situación y marcar los goles que nos permitieran permanecer' en la Premier League, lamentó uno de los hinchas del club, Josh Thomas, al margen de una concentración de apoyo.

Sala se formó en el Burdeos, al que llegó como adolescente a través del Proyecto Crecer, la escuela de fútbol creada por el club francés en la provincia argentina de Córdoba.

Cedido a diferentes clubes (Orleans, Niort y Caen), encadenó goles pero no llegó a imponerse en su club propietario, que lo traspasó en 2016 al Nantes por un millón de euros.

En el Cardiff, el espigado jugador, de 1,87 m de estatura, había fichado por tres temporadas y media.

El lunes regresó a Nantes para recuperar sus últimas pertenencias, antes de trasladarse definitivamente a la capital galesa.

Ese día publicó en Twitter una foto con sus hasta entonces compañeros de equipo, sonriente como siempre.