Ogier supera a Neuville pero Tänak avanza a grandes pasos en Rally de Australia

Coffs Harbour (Australia) (AFP) -

En la lucha entre los tres favoritos para el título mundial (WRC) en el Rally de Australia, Sébastien Ogier (M-Sport Ford) quedó sexto este sábado, superando a Thierry Neuville (Hyundai), octavo, pero con Ott Tänak (Toyota), líder antes de la última jornada, pisándole los talones.

Al final del ES18, el francés, quíntuple campeón del mundo, quedó a 1 minuto 44 segundos de Tänak, y el belga terminó a 2 minutos 35 segundos del estonio.

De forma sorprendente, Tänak lideró la carrera desde la ES14, y la victoria en las carreteras de Nueva Gales del Sur está, salvo accidente, en sus manos.

Pero Ogier también podría festejar porque, viendo la situación actual, es él quien se llevaría el título mundial el domingo. 'Fue un día muy positivo, ahora se tiene que acabar el trabajo', dijo.

Antes de esta última manga de la temporada 2018, el piloto de 34 años disponía de tres puntos de ventaja sobre Neuville, considerado su principal rival, y 23 por delante de Tänak.

Para este último parecía que no había opciones para lograr su primer título mundial, tras haber fracasado en el último rally, en Cataluña hace tres semanas, debido a un pinchazo.

Tänak sin embargo busca conseguir en Australia 30 puntos y un tiempo óptimo en la Power Stage del domingo, un objetivo que podría cumplir, teniendo en cuenta no obstante que necesitaría que sus rivales sufrieran una avería o hicieran una muy mala carrera.

- Quedar sexto -

Si el estonio lo consigue y Neuville se queda por detrás suya, Ogier sería proclamado campeón por un punto si termina la carrera como máximo sexto, y sin tener en cuenta su posible resultado en la Power Stage.

Hasta los últimos metros, Ogier tendrá que evitar como sea una salida de pista o un fallo mecánico.

Tänak, al volante de su Yaris, ha sido con diferencia el mejor piloto de la segunda mitad de la temporada.

El domingo, podría hacerse con su quinta victoria en 2018, frente a las cuatro de Ogier y las tres de Neuville.

'Conozco suficientemente a Sébastien para saber que está en medida de conservar su puesto', aseguró impasible Tänak, antiguo compañero de equipo del francés en M-Sport.

'La jornada de mañana (domingo) será complicada', advirtió sin embargo.

Sobre todo que la lluvia podría tener un papel crucial en las pistas que cruzan los frondosos bosques de gomeros.

Y no será su compañero de equipo, el finlandés Jari-Matti Latvala, segundo a 21 segundos, quien impedirá que Tänak gane, después de haber dejado entender el sábado que lo dejaría pasar si esto le daba el título mundial.

El neozelandés Hayden Paddon (Hyundai), el noruego Mads Ostberg (Citroën) y el finlandés Esapekka Lappi (Toyota) no suponen tampoco una amenaza.

Neuville por su parte tampoco va a ceder.

'Nunca se sabe, no se abandona antes del final', declaró el belga.

Pero sus últimas esperanzas para hacerse con el título se esfumaron en el ES11, cuando chocó contra un talud.