Clásico sin Messi es peor para amantes del fútbol... menos para Brasil, dice Neymar

Yedá (Arabia Saudita) (AFP) -

El capitán de Brasil, Neymar, reconoció este lunes que la ausencia de su amigo Lionel Messi en el superclásico amistoso del martes ante Argentina favorece a la Seleçao, aunque es también una pérdida para el resto de hinchas, que no podrán disfrutar de su juego.

'Para quien es amante del fútbol, es malo que Messi, que es una gran leyenda, esté fuera de un partido como este, pero es bueno para nosotros', afirmó el delantero del Paris Saint-Germain con una media sonrisa desde Yedá (Arabia Saudita).

'Pero hay que resaltar la calidad de Argentina, de los jugadores que hay hoy en su selección. Sabemos que va a ser un partido muy difícil (...) Favoritismo entre Brasil y Argentina no existe nunca, es un clásico', añadió durante la conferencia de prensa previa al amistoso.

Sin su capitán Messi -ausente de la albiceleste desde la eliminación en los octavos de final del Mundial de Rusia-2018-, la Argentina en transición de Lionel Scaloni afrontará el martes (18H00 GMT) su primer gran reto ante sus archirrivales sudamericanos.

Además de la estrella del FC Barcelona, también faltarán algunas figuras como Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María. Pero las ausencias no relajaron a Neymar, que alertó del peligro de la bicampeona del mundo, que goleó el jueves a Irak (4-0).

'Se trata de un Brasil-Argentina, y hay que respetar mucho a las dos selecciones porque hay muchos futbolistas de calidad. Hoy, Argentina tiene a (Paulo) Dybala, que es un jugador que me gusta mucho, y hay más. Sabemos que va a ser un partido muy difícil y tenemos que estar enchufados', lanzó el atacante, que desde el inicio del nuevo ciclo en septiembre volvió a asumir el puesto de capitán permanente de Brasil.

Neymar fue, además, el mejor activo de la Canarinha en la victoria del viernes ante Arabia Saudita, que pese a caer 2-0 dio más batalla de la esperada a una Seleçao también en renovación.

La imagen de este Brasil que afrontará en junio el reto de la Copa América-2019 en casa fue menos atractiva que en los amistosos de septiembre, cuando venció con contundencia a Estados Unidos (2-0) y El Salvador (5-0), en su regreso tras la decepción de su salida en cuartos del Mundial de Rusia-2018 ante Bélgica.