En el tenis, el Djoker manda en Gotham

Nueva York (AFP) -

Novak Djokovic es conocido en el mundo del tenis por su carácter afable y su espíritu bromista. De ahí que su apodo sea Djoker (Guasón). Pero en un circuito habitualmente dominado por Batman y Robin, él ahora es el rey de Gotham.

El serbio, a base de títulos, se ha ganado con el paso de los años que la era del suizo Roger Federer y del español Rafael Nadal sea también la de Novak Djokovic.

Este domingo, tras ganar al argentino Juan Martín del Potro en la final del Abierto de Estados Unidos, confirmó su nivel superlativo, alzándose con su segundo Grand Slam del año luego de imponerse en Wimbledon en julio e igualando al legendario Pete Sampras con 14 trofeos en torneos mayores.

Federer levantó el Abierto de Australia y lidera la tabla con 20, mientras Nadal se impuso en Roland Garros y es segundo con 17. El balcánico los mira a los dos de reojo y puede afirmar, orgulloso, que tiene un récord positivo ante los dos.

Djokovic presenta un balance de 24 victorias y 22 derrotas ante el suizo, con un 3-1 en finales de Grand Slam, y un 27-25 ante el español, primera raqueta mundial.

'A lo mejor hace diez años hubiera dicho que no estaba contento por compartir era con Nadal y Federer pero ahora lo estoy. Estoy contento, he aprendido mucho de ellos. Ellos han hecho el jugador que soy hoy. Nos hemos puesto al límite entre nosotros. Tuve que darme cuenta pronto en mi carrera, cuando perdía contra ellos todo el rato en el Grand Slam, lo que necesitaba para competir contra ellos y ganarles. Ese fue uno de los momentos más importantes en mi vida y en mi carrera, mi desarrollo, y se lo debo a ellos', declaró Nole.

Además, tampoco ha tenido piedad a lo largo de su carrera con Del Potro, con un 15-4.

'Sí claro, es un gran desafío quitarles estos torneos a ellos. Pero también creo que nos sentimos orgullosos de estar cerca de estas leyendas. Me he pasado toda mi carrera aprendiendo de Novak, de Roger (Federer) y de Rafa (Nadal), viéndoles ganar estos campeonatos a menudo. Es increíble. No estoy triste por no haber podido ganar más Grand Slams por ellos. Soy simplemente uno más de los afortunados que han podido compartir una era con ellos y eso es increíble', opinó el argentino tras su derrota por 3-6, 6-7 (4/7), 3-6.

- Dominio -

Luego de un año difícil para él, marcado por una operación en un codo que lo apartó varios meses del circuito, Djokovic le arrebató este domingo el tercer puesto del ranking de la ATP a Del Potro.

Nadie hubiera dicho que su impacto sería tal cuando perdió en marzo en la primera ronda en Indian Wells ante el japonés Taro Daniel, en su estreno en Miami ante el francés Benoît Paire o ante el estadounidense Kyle Edmund en la segunda ronda de Madrid.

Tres Masters 1000 decepcionantes, seguidos de una dolorosa derrota en cuartos de Roland Garros ante el italiano Marco Cecchinato que hicieron que el balcánico se planteara incluso si jugar la temporada de hierba.

Pero, primero en Queen's, donde solo el croata Marin Cilic lo apartó del triunfo, y luego con un dominante éxito en Wimbledon, Djokovic reencauzó su campaña.

Este domingo, hizo mucho más que eso. Luego de un torneo en el que sufrió debido a las altas temperaturas que sofocaron Nueva York, el serbio dio un golpe encima de la mesa para gritar presente, mostrando que, si alguna vez se había ido, ya estaba de vuelta.

Flushing Meadows presenció su regreso definitivo, si quedaba alguna duda tras su éxito también en Cincinnati, y celebró que igualara a Sampras.

El balcánico es el segundo jugador con más victorias en torneos mayores en pistas rápidas (130) -solo detrás de Federer (179)- y con el mayor porcentaje de éxitos en esa superficie, con un 87,8% de triunfos (130-18).

El Djoker, desde hace meses, puede con Batman y Robin. El Guasón, esta temporada, domina en Gotham.