Belo Horizonte se prepara para recibir a Neymar

Belo Horizonte (Brasil) (AFP) -

El Hospital Mater Dei de Belo Horizonte ultimaba este viernes, entre medidas de privacidad y confort excepcionales, los detalles para recibir a Neymar, el jugador más caro del planeta, la víspera de su operación en el pie.

No había tiempo que perder en este selecto centro ultramoderno de la tercera ciudad de Brasil, capital del estado de Minas Gerais (sudeste): todo debe estar listo para acoger a la estrella del francés PSG y de la Seleçao, que podría llegar directamente en helicóptero.

Un sector entero del hospital fue reservado para Neymar, que disfrutará de una suite especial de alrededor de 300 metros cuadrados para él y las 15 personas que le acompañarán, según el diario local O Tempo.

Tampoco faltará un sistema reforzado de seguridad para que no se filtre ninguna información al exterior, después de que los empleados del centro recibieran un mensaje prohibiéndoles usar sus celulares cerca del jugador.

De manera excepcional, el personal sanitario solo podrá consultar los informes de los pacientes que atienden directamente y no tendrán permiso para acceder a los pisos en los que no trabajen ese día.

- Controvertido -

El objetivo es evitar un escándalo como el de 2014, cuando Neymar fue filmado por una enfermera cuando estaba en camilla en un hospital de Fortaleza (noreste), poco después de sufrir una grave lesión de espalda en los cuartos de final contra Colombia, que le dejó fuera del Mundial ante un país conmocionado.

Cuatro años después, vuelve a estar en una carrera contrarreloj para llegar al Mundial de Rusia.

Lo que pase después de la cirugía que realizará el doctor de la Seleçao, Rodrigo Lasmar, es otra de las incógnitas de esta semana, que comenzó con una caída inicialmente anodina de Neymar y acabó con todo un país echando cuentas.

'No es una simple fisura del dedito del pie, es una fractura de un hueso importante (el quinto metatarso) en mitad del pie (...) El periodo (de recuperación) será de alrededor de dos meses y medio y tres meses', explicó el médico a su llegada a Rio el jueves, disparando las matemáticas.

En ese caso, Neymar podría estar listo entonces apenas dos semanas antes del debut de Brasil ante Suiza el 17 de junio en Rostov.

Pese a la preocupación de los hinchas, la lesión del astro de la 'canarinha' no aparecía la portada de los periódicos de Brasil el viernes, ocupados por las noticias del retorno del crecimiento económico.

Incluso el periódico Lance! optó por dedicar su primera página al campeonato local.

'¿Dónde quedó la compasión por Neymar?', se preguntó Eduardo Tironi, articulista del diario, constatando que el jugador no suscita la misma empatía que otros futbolistas brasileños que combatieron lesiones antes de un Mundial, debido a su imagen de niño mimado.

'Neymar está triste, pero entiende que no hay solución. Vamos a hacer todo para que esté recuperado lo más pronto posible', indicó el doctor Lasmar a los periodistas.

- Mucho amor -

Desde que aterrizó el jueves temprano en Rio, los brasileños han tenido que conformarse con las pocas imágenes del astro captadas por los sorprendidos pasajeros que viajaron con él desde París, y vieron cómo desembarcaba en silla de ruedas, protegido por una gorra y unas gafas negras.

Enseguida, 'Ney' habría tomado su jet privado rumbo a su lujosa villa en el litoral del estado de Rio.

Allí se reunió con su novia, la actriz de telenovelas Bruna Marquezine. Este viernes, el jugador publicó una foto en Instagram dándole un beso, con ella sentada sobre él en su silla de ruedas, con la leyenda: 'Llevando a mi chica a dar una vuelta en mi nuevo bólido'.

Después de aprovechar estos breves momentos de intimidad, el atacante debe llegar durante la jornada a Belo Horizonte, donde llovía esta mañana.

Es también en esta ciudad donde el equipo de Brasil experimentó la mayor debacle de su historia: el fatídico 7-1 contra Alemania de las semifinales del Mundial-2014. Una humillación que Neymar no vivió desde la cancha, ya que estaba convaleciente de su lesión en la espalda.

Pero Belo Horizonte también tiene buenos recuerdos para 'Ney': en 2012, durante un partido con el Santos, el 'menino' de oro fue ovacionado por los hinchas del equipo contrario tras anotar un triplete contra el Cruzeiro local.

Un episodio que recuerda al que vivió Ronaldinho en 2005, cuando un Santiago Bernabéu en pie le despidió entre aplausos tras una gran actuación contra el Real Madrid durante su etapa en el FC Barcelona.

Los hinchas brasileños esperan ahora que Neymar se inspire en otra leyenda viva, Ronaldo, que tras una dura temporada recuperándose de una lesión acabó guiando a la Seleçao hasta su quinta estrella durante el Mundial-2002.

 

Etiquetas: Fútbol