En presencia del ministro de Gobierno Carlos Rubio, el director General del Sistema Penitenciario Armando Medina, autoridades y cerca de 200 personas privadas de libertad, monseñor José Domingo Ulloa arzobispo de Panamá bendijo e inauguró la Capilla Nuestra Señora de la Merced en el Centro Penitenciario La Joyita.

 

AFP | El tres veces campeón del mundo de ciclismo Peter Sagan visitó el miércoles el Vaticano para ver al papa Francisco y le regaló una bicicleta blanca y amarilla, los colores de la Santa Sede.

 

EFE |  El Ministerio Público de Chile designó hoy, 2 de agosto de 2018,  al fiscal Raúl Guzmán para que se encargue de las investigaciones de "todas las causas penales" que se encuentren en curso o las futuras que se inicien sobre los abusos sexuales presuntamente cometidos por miembros de la Congregación Marista.

 

AFP | Un estudio, realizado por dos italianos expertos en medicina forense, llegó a la conclusión de que al menos la mitad de las manchas del Santo Sudario, la tela que según la tradición católica sirvió para envolver el cuerpo de Cristo son falsas.

 

EFE |  El consejo de nueve cardenales nombrados por el papa Francisco para ayudarle en sus reformas, el llamado C9, mostró hoy su solidaridad con el pontífice tras los recientes escándalos sobre abusos sexuales y propuso reflexionar sobre la composición del consejo.

 

EFE |  El periodista español Javier Martínez-Brocal reconoce que cada día que pasaba por delante de la basílica San Pedro se daba cuenta de lo poco qué sabía de esta maravilla del arte y centro de la cristiandad y decidió que alguien tenía que escribir "El Vaticano como nunca te lo habían contado".

 

Ciudad del Vaticano (AFP) -

El papa Francisco aceptó la dimisión del cardenal estadounidense Theodore McCarrick, de 88 años y suspendido del ministerio tras ser acusado de abusos sexuales en Estados Unidos, anunció este sábado la Santa Sede en un comunicado.

'El Santo Padre recibió la carta en la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington (EEUU) presentaba su dimisión como miembro del colegio cardenalicio', señala el comunicado publicado por la sala de prensa del Vaticano.

'El papa Francisco acepta esta renuncia del colegio cardenalicio y ordenó su suspensión de cualquier ministerio público, con la obligación de permanecer en una casa, que todavía debe serle indicada, para llevar una vida de oración y penitencia hasta que las acusaciones en su contra sean examinadas en un juicio canónico regular', agrega el texto.

McCarrick, un sacerdote que fue ascendido a obispo y arzobispo en la archidiócesis de Nueva York antes de su traslado a Washington en 2001, es uno de los cardenales estadounidenses más conocidos en el ámbito internacional.

Aunque está oficialmente jubilado, seguía viajando, sobre todo para defender temas de derechos humanos. Había sido particularmente activo a la hora de defender las medidas tomadas contra los curas pederastas en Estados Unidos.

En un comunicado publicado el 20 de junio, el cardenal Timothy Dolan de Nueva York explicó que su diócesis había recibido denuncias de supuestos abusos de McCarrick que se remontaban a 'casi 45 años'.

Conforme a la Carta de Protección de los Niños, adoptada en 2002 por los obispos estadounidenses tras el escándalo de pederastia que sacudió la diócesis de Boston, 'una agencia independiente' realizó una investigación cuyos resultados fueron transmitidos a un comité que consideró 'creíbles y respaldadas' las acusaciones, subrayó el cardenal Dolan.

Theodore McCarrick, 'aunque mantiene su inocencia, acepta esta decisión', precisó también el cardenal Dolan, señalando que el Vaticano había pedido al arzobispo emérito de Washington que no 'ejerciera más públicamente su ministerio'.

Según el diario The Washington Post, Theodore McCarrick habría abusado de un adolescente.

 

AFP |  El papa Francisco llegó este jueves, 21 de junio de 2018,  a Ginebra para promover el diálogo y la unidad entre sus "hermanos" protestantes y ortodoxos, una prioridad de su pontificado alimentada por los actos de violencia indiscriminada contra los cristianos en algunas regiones del mundo.

 

Ciudad del Vaticano (AFP) -

El papa Francisco comparó este sábado el aborto practicado en caso de malformación del feto con una eugenesia 'de guante blanco' como la que practicaron los 'nazis', denunciando que 'para tener una vida tranquila se elimine a inocentes'.

'He oído decir que está de moda, o al menos es habitual, realizar exámenes durante los primeros meses del embarazo para ver si el niño está bien o si nacerá con algo [con algún problema], y que la primera opción es deshacerse' de él en tal caso, declaró el papa al recibir en el Vaticano a representantes de asociaciones familiares.

'En el siglo pasado, todo el mundo se escandalizó por lo que hacían los nazis para preservar la pureza de la raza. Hoy, hacemos lo mismo con guante blanco', declaró el pontífice argentino.

El papa también se preguntó: '¿Por qué ya no vemos enanos en las calles? Porque el protocolo de numerosos médicos dice: nacerá con una anomalía, deshagámonos de él'.

Pronunciándose acerca de la cuestión de la familia, el papa observó que 'hoy hablamos de familias diversificadas, de diversos tipos de familias. Sí, es verdad: familia es una única y misma palabra, también nos referimos a la familia de las estrellas, la familia de los animales'.

'Pero la familia, según Dios, hombre y mujer, sólo hay una', continuó Jorge Bergoglio.

'La familia es una bella aventura y hoy, y me duele decirlo, observamos que a menudo se piensa en fundar una familia, en casarse, como si se tratara de la lotería. Si funciona, bien y si no funciona, borramos todo y empezamos de nuevo', lanzó el papa.

 

EFE | El papa Francisco celebró hoy, 3 de junio de 2018,  la Solemnidad del Corpus Domini por primera vez en cuarenta años fuera de la Basílica de San Juan de Letrán y se trasladó a Ostia, en el litoral romano, municipio afectado por el crimen organizado, donde pidió el fin "del silencio cómplice" y el miedo.

 

Trujillo (Perú) (AFP) -

En su segundo día en Perú, el papa Francisco concluyó este sábado su visita a Trujillo, norte, donde recibió un baño de multitudes que contrasta con la frialdad con que fue recibido en Chile.

En su primera misa en Perú, ante unas 200.000 personas en una playa de la ciudad histórica de Huanchaco, paraíso de surfistas a unos 590 km al norte de Lima, y donde se amarran los 'caballitos de totora' -embarcaciones tradicionales de pescadores en forma de canoa-, el incansable papa argentino fue vitoreado y recibió el cariño de la gente.

'¡Viva Francisco! ¡Viva el papa! ¡Viva el Cristo!', gritaban al son de la música que salía de la megafonía. El entusiasmo popular se desató cuando el pontífice enumeró todos los santos locales venerados en esta parte del norte del país donde la devoción es particularmente intensa.

Acosada por el narcotráfico, el papa condenó la 'inseguridad', la 'violencia organizada' y el 'sicariato' que mortifica esta región, azotada el pasado año también por las devastadoras lluvias del fenómeno climatológico 'El Niño costero', que dejaron más de 130 muertos y cerca de 300.000 damnificados.

Estas otras 'tormentas', las del crimen organizado, 'nos cuestionan como comunidad y ponen en juego el valor de nuestro espíritu', advirtió.

Con la esperanza de que su presencia pueda obrar un milagro y contribuya a cambiar el abandono en que se encuentran, Francisco fue a reconfortar a los habitantes del deprimido barrio Buenos Aires, uno de los más afectados por las lluvias y los aludes, que un año después espera ser reconstruido.

'Estamos esperando a ver si el papa trae bendiciones y se pueda arreglar todo lo que hemos perdido, que traiga misericordia', dice esperanzada a la AFP Lidia García.

Sin embargo, el papa recorrió con celeridad en papamóvil las calles engalanadas de este barrio homónimo de su natal Buenos Aires.

- Feminicidios -

El papa Francisco también llamó a luchar contra otra 'plaga', la del feminicidio en una región, que tiene el triste récord de acoger a la mitad de los 25 países con más asesinatos de mujeres del mundo, según la ONU.

'Son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes. Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia', dijo el papa, en medio de los aplausos de los miles de fieles que se agolpaban en la plaza de la ciudad de la eterna primavera para una celebración mariana, antes de regresar a Lima.

Como no podía faltar en su cargada agenda, el pontífice también se reunió con sacerdotes y religiosos a los que pidió que combatan la arrogancia y la vanidad 'riéndose de sí mismos'.

'La risa nos salva del neopelagianismo auto-referencial y prometeico de quienes en el fondo sólo confían en sus propias fuerzas y se sienten superiores a otros', repitió.

A diferencia de Chile, el país más hostil de América Latina a la Iglesia católica, donde el papa se vio envuelto en la polémica por su defensa a un obispo acusado de encubrir a un sacerdote condenado por abusos sexuales contra menores, Francisco ha recibido en Perú una recepción muy cálida.

Lima está empapelada con carteles de bienvenida al papa argentino, que pudo sentir el cariño y la devoción de los peruanos allá por donde pasó.

El papa pondrá fin a su sexto viaje a la región este domingo con una multitudinaria misa -se espera que acudan cerca de un millón de personas- en la base aérea de Las Palmas, en las afueras de Lima, antes de regresar a Roma.

- Viaje de denuncias -

La primera visita que hace un papa a Perú en más de treinta años habrá sido de denuncias. A Francisco no le ha temblado el pulso para condenar la destrucción de la Amazonía, el pulmón del planeta, por la minería ilegal, así como la trata de personas que, dijo, no es otra cosa que 'esclavitud' y la violencia contra las mujeres en esta región donde el Estado no llega.

Asimismo, arremetió contra la corrupción en un país donde un expresidente (Ollanta Humala) está en prisión preventiva, sobre otro pende una orden de extradición (Alejandro Toledo) y el mandatario actual, Pedro Pablo Kuczynski, estuvo a punto de ser destituido por el Congreso, todos por supuestamente haber recibido dinero de la constructora brasileña Odebrecht, también condenó el 'flagelo' del 'virus de la corrupción' que 'lo infecta todo'.

'Cuánto mal le hace a nuestros pueblos latinoamericanos y a las democracias de este bendito continente ese 'virus' social, un fenómeno que lo infecta todo, siendo los más pobres y la madre tierra los más perjudicados', exclamó el papa en la recepción que le brindó el presidente, en el palacio de gobierno en Lima.

Kuczynski, presente durante este sermón, estuvo a punto de ser destituido en diciembre por mentir sobre sus lazos con la constructora brasileña Odebrecht durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), sobre el que pesa una orden de la justicia peruana para ser juzgado en el país por el mismo caso.

 

Trujillo (Perú) (AFP) -

El papa Francisco condenó este sábado la 'inseguridad', la 'violencia organizada' y el 'sicariato' en una misa multitudinaria en una playa de Trujillo, la mayor ciudad del norte de Perú, sometida al flagelo de bandas criminales.

Ante decenas de miles de fieles en la playa Huanchaco, en la periferia de Trujillo, el papa recordó las inundaciones causadas hace casi un año por el fenómeno de El Niño costero, que en esta ciudad dejaron más de 130 muertos y casi 300.000 damnificados.

'A ustedes les tocó enfrentar el duro golpe del 'Niño costero', cuyas consecuencias dolorosas todavía están presentes en tantas familias, especialmente aquellas que todavía no pudieron reconstruir sus hogares', destacó el pontífice.

Pero enseguida advirtió que hay otras 'tormentas' que también causan efectos 'devastadores', entre las que mencionó la acción del crimen organizado, en un país donde la inseguridad es una de las mayores preocupaciones de la población, según los sondeos.

'Otras tormentas pueden estar azotando estas costas y, en la vida de los hijos de estas tierras, tienen efectos devastadores. Tormentas que también nos cuestionan como comunidad y ponen en juego el valor de nuestro espíritu', dijo el papa en su homilía, ante el altar levantado en una playa atestada de peregrinos llegados de todo el norte de Perú.

'Se llaman violencia organizada como el 'sicariato' y la inseguridad que esto genera; la falta de oportunidades educativas y laborales, especialmente en los más jóvenes, que les impide construir un futuro con dignidad', añadió el pontífice argentino en el penúltimo día de su gira a Perú.

Debido a la inseguridad, 6.000 policías custodiaban Trujillo, conocida como la ciudad de la eterna primavera, durante la visita del papa, frente a los 8.000 desplegados en Lima, que tiene 10 veces más población.

Durante la misa, un buque de la guardia costera patrullaba frente a la playa de Huanchaco, donde los 'caballitos de totora', embarcaciones tradicionales de pescadores, han desafiado las olas desde mucho antes de la llegada de los españoles a América.

Fieles de todas las edades se dieron cita con el papa, entre ellos decenas de niños vestidos de angelitos, con túnicas blancas y aureolas doradas.

En su llegada a Trujillo, Francisco fue recibido en el aeropuerto por 70 parejas vestidas de blanco que bailaban marinera, una danza típica del norte del Perú.

Después de la misa, el papa visitará el barrio de Buenos Aires, en el sur de Trujillo, el más afectado por las inundaciones del pasado año.

 

AFP | El papa Francisco denunció ayer en Temuco el uso de la violencia en la lucha por reivindicar los derechos indígenas, en esta región del sur de Chile en constante tensión por el conflicto mapuche.

 

EFE | El papa Francisco criticó la especie de "fobia" que existe hacia los pobres, "considerados no sólo como personas indigentes, sino también como gente portadora de inseguridad, de inestabilidad", en el mensaje publicado hoy, 14 de junio de 2018,  en ocasión de la segunda jornada que les dedica la Iglesia.

 

Temuco (Chile) (AFP) -

El papa Francisco dedicó la misa que ofició este miércoles en Temuco (sur) a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y fustigó el uso de la violencia en la lucha por reivindicar los derechos indígenas, en una región en plena tensión por el conflicto mapuche.

'Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias', dijo el pontífice en su homilía de la 'Misa por la integración de los pueblos', celebrada en el Aeródromo de Maquehue, que sirvió de centro de detención y tortura durante la dictadura militar.

El papa pidió un momento de silencio por tanto 'dolor y tanta injusticia', en medio de la emoción que se palpaba en el ambiente.

Pero la región de La Araucanía, donde se enclava Temuco, es también escenario de la lucha que libran los mapuches, la etnia más importante de Chile, que denuncia discriminación y abusos y reclama la restitución de territorios ancestrales hoy mayoritariamente en manos privadas.

Francisco, que como argentino es un gran conocedor del problema mapuche, escogió visitar Temuco (800 km al sur de Santiago) para tomar contacto directo con esta población.

Pero algunos grupos han optado por la violencia. Horas antes de la llegada del papa a esta región se produjeron una serie de ataques contra la policía, tres iglesias católicas y una evangélica. Además fueron dañados tres helicópteros que se utilizan por las empresas forestales para apagar incendios, según autoridades.

Estos ataques se suman a los sufridos la víspera contra dos pequeñas iglesias que quedaron totalmente destruidas.

- La violencia llama a la violencia -

Los autores de estos atentados dejaron panfletos en las iglesias alusivos a la demanda mapuche que exige la restitución de tierras.

El papa recordó que 'no se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, porque esto lo único que despierta es mayor violencia y división' y 'más que impulsar los procesos de unidad y reconciliación, terminan amenazándolos', porque la 'violencia llama a la violencia', dijo el pontífice.

Después de la liturgia, el papa se reunirá con un grupo de indígenas, cuyas identidades aún no fueron reveladas por la organización del encuentro, para posteriormente regresar a Santiago.

La 'machi' o mayor figura médica y religiosa del pueblo mapuche, Francisca Linconao, en prisión domiciliaria nocturna a la espera de un nuevo juicio imputada por el asesinato de un matrimonio de ancianos en 2013, esperaba ser una de las personas que recibiría el papa.

En una carta dirigida al pontífice en que le pide que interceda ante el gobierno chileno para revisar su situación procesal, aseguró que 'en Chile sólo a los Mapuche se nos aplica la Ley Antiterrorista, no se nos respeta la presunción de inocencia'.

El presidente electo, el conservador Sebastián Piñera que asumirá la presidencia en marzo también reaccionó en Twitter. 'Mi rechazo absoluto a los cobardes y violentos ataques ocurridos en el sur, en víspera de la visita del Papa', escribió.

- Recorrido en papamóvil -

Pese al ambiente de tensión, el papa se desplazó en papamóvil saludando a las miles de personas que flanqueaban la carretera hasta el aeródromo de Maquehue.

'¡Francisco, amigo, el sur está contigo!', coreaban desde los altavoces.

Desde la medianoche, miles de fieles iniciaron la vigilia en la base aérea, a la que accedían después de recorrer más de tres kilómetros a pie.

Envueltos en mantas o bolsas de dormir, con gorros y parkas para soportar el frío de la noche en el sur de Chile, los peregrinos aguardaron horas la presencia del papa Francisco, el segundo pontífice que visita la ciudad después de Juan Pablo II en 1987.

'Creo que vale la pena (el sacrificio), porque el mensaje que trae el papa Francisco lo necesitamos hace mucho tiempo en nuestro país. Han pasado 30 años desde la última visita (de un papa) y creo que eso nos va a llenar a nosotros los chilenos, de paz, de esperanza y de fe', dijo a la AFP Jessica Pinto, que viajó más de tres horas para poder ver al pontífice.

La visita de Francisco a Temuco 'refleja su preocupación por una zona que ha vivido tensiones importantes, con quienes quiere compartir un mensaje de paz y donde busca llevar unas palabras de esperanza que posibiliten el encuentro entre las personas', dijo recientemente el coordinador nacional de la Comisión que organiza su visita a Chile, Fernando Ramos.

En la región se asientan la mayoría de las comunidades mapuches, la mayor etnia chilena, que antes de la llegada de los conquistadores españoles en Chile en 1541, eran dueños de las tierras desde el río Biobío hasta unos 500 kilómetros más al sur.

Pero tras sucesivos procesos, fueron reducidos a vivir en cerca de un 5% de sus antiguos dominios.

Además del conflicto mapuche, la visita se ha visto marcada por el problema de los abusos sexuales a menores en la iglesia.

El martes, el papa confesó en Santiago su 'dolor' y 'vergüenza' por los abusos de curas pederastas y se reunió con víctimas. Posteriormente en una reunión con sacerdotes les pidió tener 'la valentía de pedir perdón'.

 

Temuco (Chile) (AFP) -

El papa Francisco dedicó la misa que ofició este miércoles en Temuco (sur) a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y fustigó el uso de la violencia en la lucha por reivindicar los derechos indígenas, en una región en plena tensión por el conflicto mapuche.

'Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias', dijo el pontífice en su homilía de la 'Misa por la integración de los pueblos', celebrada en el Aeródromo de Maquehue, que sirvió de centro de detención y tortura durante la dictadura militar.

El papa pidió un momento de silencio por tanto 'dolor y tanta injusticia', en medio de la emoción que se palpaba en el ambiente.

Pero la región de La Araucanía, donde se enclava Temuco, es también escenario de la lucha que libran los mapuches, la etnia más importante de Chile, que denuncia discriminación y abusos y reclama la restitución de territorios ancestrales hoy mayoritariamente en manos privadas.

Francisco, que como argentino es un gran conocedor del problema mapuche, escogió visitar Temuco (800 km al sur de Santiago) para tomar contacto directo con esta población.

Pero algunos grupos han optado por la violencia. Horas antes de la llegada del papa a esta región se produjeron una serie de ataques contra la policía, tres iglesias católicas y una evangélica. Además fueron dañados tres helicópteros que se utilizan por las empresas forestales para apagar incendios, según autoridades.

Estos ataques se suman a los sufridos la víspera contra dos pequeñas iglesias que quedaron totalmente destruidas.

- La violencia llama a la violencia -

Los autores de estos atentados dejaron panfletos en las iglesias alusivos a la demanda mapuche que exige la restitución de tierras.

El papa recordó que 'no se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, porque esto lo único que despierta es mayor violencia y división' y 'más que impulsar los procesos de unidad y reconciliación, terminan amenazándolos', porque la 'violencia llama a la violencia', dijo el pontífice.

Después de la liturgia, el papa se reunirá con un grupo de indígenas, cuyas identidades aún no fueron reveladas por la organización del encuentro, para posteriormente regresar a Santiago.

La 'machi' o mayor figura médica y religiosa del pueblo mapuche, Francisca Linconao, en prisión domiciliaria nocturna a la espera de un nuevo juicio imputada por el asesinato de un matrimonio de ancianos en 2013, esperaba ser una de las personas que recibiría el papa.

En una carta dirigida al pontífice en que le pide que interceda ante el gobierno chileno para revisar su situación procesal, aseguró que 'en Chile sólo a los Mapuche se nos aplica la Ley Antiterrorista, no se nos respeta la presunción de inocencia'.

El presidente electo, el conservador Sebastián Piñera que asumirá la presidencia en marzo también reaccionó en Twitter. 'Mi rechazo absoluto a los cobardes y violentos ataques ocurridos en el sur, en víspera de la visita del Papa', escribió.

- Recorrido en papamóvil -

Pese al ambiente de tensión, el papa se desplazó en papamóvil saludando a las miles de personas que flanqueaban la carretera hasta el aeródromo de Maquehue.

'¡Francisco, amigo, el sur está contigo!', coreaban desde los altavoces.

Desde la medianoche, miles de fieles iniciaron la vigilia en la base aérea, a la que accedían después de recorrer más de tres kilómetros a pie.

Envueltos en mantas o bolsas de dormir, con gorros y parkas para soportar el frío de la noche en el sur de Chile, los peregrinos aguardaron horas la presencia del papa Francisco, el segundo pontífice que visita la ciudad después de Juan Pablo II en 1987.

'Creo que vale la pena (el sacrificio), porque el mensaje que trae el papa Francisco lo necesitamos hace mucho tiempo en nuestro país. Han pasado 30 años desde la última visita (de un papa) y creo que eso nos va a llenar a nosotros los chilenos, de paz, de esperanza y de fe', dijo a la AFP Jessica Pinto, que viajó más de tres horas para poder ver al pontífice.

La visita de Francisco a Temuco 'refleja su preocupación por una zona que ha vivido tensiones importantes, con quienes quiere compartir un mensaje de paz y donde busca llevar unas palabras de esperanza que posibiliten el encuentro entre las personas', dijo recientemente el coordinador nacional de la Comisión que organiza su visita a Chile, Fernando Ramos.

En la región se asientan la mayoría de las comunidades mapuches, la mayor etnia chilena, que antes de la llegada de los conquistadores españoles en Chile en 1541, eran dueños de las tierras desde el río Biobío hasta unos 500 kilómetros más al sur.

Pero tras sucesivos procesos, fueron reducidos a vivir en cerca de un 5% de sus antiguos dominios.

Además del conflicto mapuche, la visita se ha visto marcada por el problema de los abusos sexuales a menores en la iglesia.

El martes, el papa confesó en Santiago su 'dolor' y 'vergüenza' por los abusos de curas pederastas y se reunió con víctimas. Posteriormente en una reunión con sacerdotes les pidió tener 'la valentía de pedir perdón'.

 

EFE |  El papa Francisco denunció hoy, 6 de julio de 2018,  la muerte de miles de personas en el Mediterráneo a la vez que animó a los socorristas que se dedican a salvar las vidas de los inmigrantes en el mar, durante la misa que celebró en San Pedro para recordar su visita de hace cinco años a la isla italiana de Lampedusa.

 

Puerto Maldonado (Perú) (AFP) - Tras deplorar las 'hondas heridas' de la Amazonía y la violencia contra la mujer, el papa Francisco afirmó el viernes que el pulmón verde del planeta nunca ha estado tan amenazado como ahora y dijo que la trata de personas es 'esclavitud', en su visita a la remota región selvática de Perú.