Juez admite prueba extraordinaria en caso contra exfuncionarios de Martinelli

EFE |  El juez del caso por supuestas escuchas ilegales contra dos ex altos funcionarios de Seguridad del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) admitió hoy una prueba extraordinaria y rechazó otras seis, en el tercer día de un juicio que se espera se prolongue dos semanas.

El juicio se celebra a puerta cerrada y es contra Alejandro Garúz y Gustavo Pérez, exdirectores del Consejo Nacional de Seguridad durante la Administración de Martinelli.

El Órgano Judicial informó este miércoles que la única prueba extraordinaria admitida por el juez Décimo Sexto de Circuito Penal, Enrique Pérez, fue presentada por el José Betancourt, representante legal del Consejo de Seguridad Nacional, "que trataba sobre la compra de un equipo para espionaje".

Otras seis pruebas que fueron presentadas por Gustavo Pereira, el defensor de Pérez, fueron rechazadas, y estaban basadas en dos autos emitidos por juzgados; dos ediciones de un diario local; el testimonio de una perito de informática, y una declaración escrita de Ismael Pitty, emitida desde Estados Unidos, dijo el Órgano Judicial.

Precisó que el juez no las admitió porque "no fueron debidamente sustentadas, carecían de información veraz y porque no reunían los requisitos del protocolo diplomático establecido para su admisión, entre otros.

"La audiencia fue suspendida hasta este jueves 6 de septiembre (...) para iniciar con la fase de alegatos ya que el licenciado Gustavo Pereira, defensa de Pérez, desistió de dos pruebas testimoniales", añadió la información judicial.

El proceso contra Gustavo Pérez y Alejandro Garúz es por la supuesta comisión del delito contra la libertad, en su modalidad de inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad, en perjuicio de 15 personas, ha dicho el Órgano Judicial.

Por este caso están también imputados los subalternos de Garúz y Pérez, Ronny Ramiro Rodríguez y William Pitti, quienes se encuentran en paradero desconocido y con orden de captura.

Martinelli enfrenta en la Corte Suprema de Justicia una causa penal por supuestamente haber ordenado la interceptación ilegal de las telecomunicaciones a más de un centenar de personas, entre ellas empresarios, políticos y periodistas.

Martinelli, de 66 años y para quien la Fiscalía pide 21 años de cárcel, se encuentra recluido en una cárcel a orillas del Canal de Panamá desde el pasado 11 de junio, cuando fue extraditado por Estados Unidos tras pasar un año en una cárcel federal de ese país en atención al pedido de la Justicia panameña por el caso de las escuchas.

 

  • Visto: 393