Defensa objeta pruebas de la fiscalía contra Martinelli por caso de escuchas

EFE |  La defensa de Ricardo Martinelli expuso hoy una serie de objeciones a las evidencias presentadas por la fiscalía, en la continuación de la audiencia de fase intermedia o acusación por la causa de supuestas escuchas ilegales contra el expresidente panameño (2009-2014).

En una larga y detallada explicación, el defensor Carlos Carrillo alegó ante el magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, la "ilicitud" de las pruebas debido a la supuesta inexistencia de cadena de custodia de equipos o dispositivos de almacenamiento de la información de las presuntas escuchas ordenadas por Martinelli.

Luego de revisar siete cuadernillos con las transcripciones de las presuntas interceptaciones ilegales, el defensor reclamó que en muchos casos no "existe relación" entre lo que allí hay y varias de los indicios que se pretenden presentar como prueba contra Martinelli.

Por ejemplo, hay un "CD (disco compacto) no numerado, no existe individualizado un USB con información" que aparece en el escrito de acusación presentado por el magistrado fiscal, Harry Díaz, dijo Carrillo, entre otros.

La defensa también citó que en los informes sobre muchas diligencias "no se incluye información como el modelo, accesorio" de los equipos informáticos "entre otra información que obliga el formulario" correspondiente "y que no se cumplen en esta remisión" de datos sobre las pruebas de la fiscalía.

Tras un receso decretado el pasado 6 de agosto por el magistrado juez de Garantías, este miércoles se reanudó la audiencia de fase intermedia o acusación instalada el pasado 25 de junio y a cuyo término Mejía debe decidir si llama a juicio oral.

El receso fue decretado para que la defensa, específicamente Carrillo, revisara los siete cuadernillos que contienen la transcripción de las interceptaciones ilegales presuntamente ordenadas por Martinelli entre 2012 y 2014 a más de un centenar de personas.

Además de estas objeciones, se espera que en esta etapa de la fase intermedia o de acusación se conozcan las pruebas aportadas por la defensa del expresidente, ha dijo el Órgano Judicial.

Martinelli, que asegura ser inocente y víctima de una supuesta persecución política, enfrenta hasta 21 años de prisión por los cuatro delitos que le imputa el magistrado fiscal de la causa de las escuchas.

El expresidente, de 66 años, está detenido en una cárcel de mínima seguridad ubicada en las afueras de la capital panameña desde el pasado 11 de junio, cuando fue entregado por las autoridades de EE.UU., donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por la causa de las escuchas.

 

  • Visto: 214