Niega dos amparos a Martinelli y la causa seguirá en la Corte Suprema de Justicia

EFE | El pleno de la Corte Suprema de Justicia de Panamá negó hoy, 16 de agosto de 2018,  dos amparos presentados por la defensa del expresidente Ricardo Martinelli, incluido uno que buscaba que la causa por escuchas ilegales por la que es procesado se trasladara a un tribunal ordinario.

Ese amparo de garantías constitucionales presentado contra la decisión que tomó el pasado 26 de junio el magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, de mantener la causa en el Supremo, ha sido centro de un escándalo en los últimos días, tras denuncias de una supuesta trama para influir en la decisión que finalmente tomó este jueves el pleno.

El Órgano Judicial informó de que "por mayoría votos" del pleno, de nueve magistrados, fue rechazo ese amparo "relacionado con la competencia de la Corte Suprema de Justicia en este proceso" contra Martinelli.

El ponente de este recurso fue el magistrado Oydén Ortega, precisó el Órgano Judicial en un comunicado.

"El segundo amparo discutido, cuyo ponente es el magistrado Luis Mario Carrasco, contra la decisión adoptada por el magistrado de Garantías, Jerónimo Mejía, el día 27 de junio de 2018, sobre la negación de un incidente de objeción contra el escrito de acusación presentado" contra Martinelli, también fue rechazado por mayoría de votos. El pleno de la Corte este jueves estuvo presidido por el magistrado Hernán De León, y estuvieron presentes los magistrados Wilfredo Sáenz como suplente personal del magistrado Harry Díaz, quien actúa como fiscal en el caso contra Martinelli.

También estuvieron Efrén Tello como suplente personal del magistrado Luis Ramón Fábrega; Luis Mario Carrasco como suplente personal del magistrado Jerónimo Mejía; Abel Zamorano, Oydén Ortega, Asunción Alonso como suplente personal del magistrado José Ayú Prado, y Cecilio Cedalise.

Este mismo jueves querellantes en el caso de las escuchas pidieron al Supremo que los magistrados De León, quien es el presidente interino de la máxima corte, Tello y Alonso se declararan "impedidos", luego de que fueran involucrados en una supuesta trama para sacar el caso del Supremo y llevarlo a un tribunal ordinario.

De León es el epicentro del escándalo desatado por las revelaciones que hizo el lunes pasado la fiscal general de Panamá, Kenia Porcell, de que el presidente interino del Supremo le confesó en una reunión "informal" el pasado 30 de julio que la causa contra Martinelli la van a "tumbar" en la máxima corte y pasaría a tribunales ordinarios.

De acuerdo al relato de Porcell, De León le dijo que Tello y Alonso estarían de acuerdo con la decisión de dejar "caer" la causa contra el expresidente (2009-2014) en el Supremo.

La fiscal general también insinuó que De León revela en su conversión "informal" que es supuesta víctima de un aparente chantaje mediante grabaciones ilegales.

De León respondió el mismo lunes pasado rechazando ser víctima de "presiones", asegurando que sus "decisiones judiciales siempre se fundamentan en estricto apego de la Constitución y la Ley", y valorando que Porcell hizo una interpretación "muy particular" de su conversación.

Martinelli, de 66 años, es procesado por el Supremo porque cuando el magistrado fiscal, Harry Díaz, presentó la acusación en su contra, en octubre de 2015, era diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Ese fue el argumento del magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, para rechazar el pasado 26 de junio un recurso de la defensa, que pedía que el caso pasara a la Justicia ordinaria porque Martinelli renunció, ese mismo mes, al cargo de diputado regional.

Ya el Supremo había rechazado un amparo presentado por la defensa para que el proceso fuera remitido a tribunales ordinarios, y algunos juristas habían criticado que el Supremo haya aceptado tramitar un segundo amparo sobre un tema ya resuelto.