Expresidente de Panamá apela a estrategia previsible para evadir al Supremo

EFE |  La renuncia de Ricardo Martinelli como diputado centroamericano para sacar de la esfera del Supremo la causa de las escuchas ilegales por la que está preso era previsible, dijeron expertos hoy, cuando la defensa del expresidente entregó la carta de dimisión ante el organismo regional.

 

Martinelli firmó el jueves la carta de renuncia como diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), la condición por la cual es procesado por el Supremo, y no por los tribunales ordinarios, por la causa de las escuchas ilegales que lo enfrenta a una pena de hasta 21 años de cárcel, según la acusación del magistrado fiscal Harry Díaz.

La carta fue entregada este viernes en la sede del Parlacen, informó el portavoz de Martinelli y su exministro de Comunicación, Luis Eduardo Camacho, y anunció que este mismo día la defensa "notificará a la Corte Suprema de Justicia" panameña. "Presento a ustedes de forma inmediata e irrevocable nuestra renuncia al cargo (...) agradecemos que nuestra decisión sea comunicada a la asamblea plenaria y autoridades de la República de Panamá", indica la carta, difundida por Camacho en redes sociales.

Este mismo viernes el Gobierno panameño afirmó que esa carta debía ser autenticada mediante un proceso que incluye la rúbrica del director de El Renacer, el penal de mínima seguridad donde está recluido Martinelli desde que fue extradito por EEUU el 11 de junio. Una fuente del Parlacen, con sede en la Ciudad de Guatemala, dijo a Acan-Efe que por tratarse de un organismo internacional, la misiva debía canalizarse a través de la Cancillería de Panamá, que la entregará al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala y éste a su vez al ente regional. "Que una persona allegada a Martinelli o uno de sus abogados haga entrega de esta carta de renuncia personalmente no tiene ninguna validez", aseguró la fuente del Parlacen.

El abogado Ángel Álvarez, quien representa a varias supuestas víctimas de los pinchazos, dijo a Acan-Efe que más allá de los procedimientos para entregar la carta lo importante es que "el Parlacen oficialmente le comunique a la Justicia panameña que se cumplió" el trámite, y "esto puede demorar un día como puede demorarse 4 meses". "Lo único previsible aquí es que la detención (de Martinelli) se va a mantener (...) ninguna orden de detención desaparece por obra y gracias, necesita un acto que la revoque", dijo Álvarez.

Añadió que en ese contexto, "los beneficios o perjuicios de esta estrategia son responsabilidad única y exclusiva de Martinelli y su defensa". Álvarez coincidió con otros analistas en que "no sorprende" el movimiento de Martinelli, aunque no quiso valorarlo como sí han hechos colegas suyos al afirmar que en tribunales ordinarios el caso sería "más susceptibles de impunidad, y de presentar toda clase de recursos para hacer indefinido el proceso", según dijo a Acan-Efe otro querellante, Carlos Herrera.

A juicio de Herrera, la renuncia al Parlacen es "una vulgar maniobra para sustraerse de la audiencia programada" para el lunes próximo por el Supremo para formalizar la acusación contra Martinelli por el caso de las interceptaciones ilegales. Sobre esa audiencia, el abogado Álvarez no descartó que el magistrado de Garantías, Jerónimo Mejía, la abra para decir que no tomará "ninguna decisión hasta que el Parlacen" se pronuncie sobre la renuncia de Martinelli, lo que, opinó, sería lo más prudente.

De acuerdo al calendario publicado en la página web del Parlacen, la Asamblea Plenaria del organismo celebrará sesiones ordinarias el jueves y viernes próximo, el 30 y 31 de agosto, y el 27 y 28 de septiembre. Uno de los defensores del ex jefe de Estado, Sydney Sittón, comentó a Acan-Efe que dado que Martinelli es diputado del Parlacen por "derecho propio", es decir, que recibió el cargo por haber sido presidente de la República, para que su renuncia sea efectiva solo hay que poner "en conocimiento" a la plenaria de la decisión.

El portavoz de Martinelli reiteró este viernes que se busca que el caso de los pinchazos pase a la Justicia ordinaria porque es "obvio que la Corte Suprema todavía no está mostrando la independencia que necesita mostrar", y porque no están dispuestos "a facilitarle al presidente Juan Carlos Varela la persecución política". El pleno del Supremo negó esta semana cambiar la detención en la cárcel por un arresto domiciliario y rechazó dos habeas corpus a favor de Martinelli.

 

Etiquetas: Ricardo Martinelli

  • Visto: 485