Empresa defiende proyecto en isla Boná; ambientalistas se resisten

La empresa Bona Pacific Corp. defendió ayer la construcción de la terminal petrolera en Isla Boná, afirmando que han cumplido con todo el proceso y que el proyecto no afectará la isla. Ambientalistas insisten que el proyecto representa un daño y peligro inminente para el ambiente y la biodiversidad del lugar.

Raam Ady, gerente de Bona Pacific Corp, dijo que “el concepto del proyecto inició hace más de cinco años, se ha iniciado un estudio más profundo sobre toda la isla y tierra firme”.
Ady indicó que en principio se iban a construir 16 tanques de combustible y “se ha disminuido a 8 por el impacto que se da a la isla”.


Justino González, asesor legar de la empresa, indicó que “la isla tiene 74.7 hectáreas y está deshabitada, el arrendamiento que firmó la empresa es por 34.7 hectáreas para desarrollar un proyecto que busca instalar una zona para el abastecimiento y despacho de combustible a buques de alto calado”.


González explicó que “para que se presente un estudio de impacto ambiental debe haber un refrendo por parte del contralor de la República”. El ambientalista Donaldo Sousa aseveró que “estamos inconformes con la explicación de la empresa, no hay ningún biólogo o ecólogo que sustente el proyecto”.


Agregó que “pedimos que se declare área protegido y área turística prioritaria, este proyecto lo vamos a presentar en la Asamblea Nacional para que de una vez por todas sepamos respetar el ambiente y la vida de la nación”.


El proyecto de contrato evaluado y aprobado por los miembros del Consejo Económico Nacional (CENA) es para el arrendamiento de parte del Municipio de Taboga a la empresa Bona Pacific Corp., la Finca 1747, con área de 34 hectáreas que serán utilizadas para la construcción y operación de una zona de almacenamiento y despacho de combustibles y derivados de petróleo, por un término de veinte (20) años.

 

Empresa debe cumplir con los debidos permisos

ML | El Ministerio de Economía y Finanzas detalló que “el contrato de Arrendamiento de Isla Boná, expone, en su cláusula quinta, que la no obtención de los permisos requeridos por el MiAmbiente y la Autoridad Marítima de Panamá, entre otras instituciones, para el desarrollo del proyecto por parte de la empresa arrendataria, será causal para la terminación del contrato.

 

  • Visto: 566