Empresarios advierten del impacto de las designaciones para el Canal tiene en el país

Bajo el título “Decisiones históricas sobre el Canal de Panamá”, el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Gabriel Barletta se refiere a las designaciones hechas por el Ejecutivo para llenar las vacantes en tal Junta Directiva, así como el nombramiento, por ésta, del nuevo Administrador y Subadministrador de la entidad.

 

 

Fueron muchas las razones que nos llevaron a los panameños a sustraer al Canal de la beligerancia política, en correspondencia con su reconocimiento como bien inalienable de la nación. Los beneficios obtenidos hasta ahora de la operación de la vía, en virtud de su eficiente manejo y operación exitosa, confirman lo oportuna y visionaria de aquella decisión, cuyo carácter sostenible en el tiempo está al resguardo de un título constitucional exclusivo y una Ley Orgánica que reglamenta lo pertinente.



Si bien a partir de su reversión los gobiernos de la República han sido respetuosos de la tarea administrativa de la vía interoceánica, no todos han observado – en lo relativo a la designación de miembros de su Junta Directiva – los preceptos que indica el ordenamiento mencionado. Pero, también hay que decirlo, de ello no han derivado daños para la entidad ni para el país. Esto tiene explicación clara en la fortaleza institucional garantizada por el blindaje aludido, la cual lleva a los miembros de dicha directiva a privilegiar los intereses del país sobre cualquier otra consideración.


De allí el interés con que la sociedad nacional sigue los acontecimientos actuales en torno al Canal de Panamá, y que tienen que ver con la decisión de la Asamblea Nacional acerca de las designaciones hechas por el Ejecutivo para llenar las vacantes en tal Junta Directiva, así como el nombramiento, por ésta, del nuevo Administrador y Subadministrador de la entidad.


Es un hecho que las sucesivas administraciones, con panameños destacados al frente de cada una, debieron gestionar aspectos tan trascendentales como la organización y el fortalecimiento institucional, la formulación del proyecto de ampliación mediante un tercer juego de esclusas, y la construcción propiamente dicha del nuevo canal. Quienes estuvieron a cargo de éstas trajeron el Canal a su momento actual, y el país les acredita el reconocimiento que merecen.

El nuevo titular de la institución y su subadministrador deben llenar un perfil exigente tanto en lo profesional como en capacidad, liderazgo y carácter, para potenciar al máximo, junto con nuestra localización hemisférica, los recursos más estratégicos del país, los cuales han de seguir apalancando el desarrollo al que aspiramos los panameños. Consideramos que las escogencia realizadas así lo reflejan.


Sin embargo, nunca debemos perder de vista que, se trata, entonces, de decisiones que impactan nuestro destino nacional y que deben ser adoptadas con la responsabilidad que reclaman.

 

  • Visto: 187