Escrito por Redacción Web el Publicado en Nacionales

Jóvenes redactan manifiesto en busca del cuidado ecológico

“Conversión Ecológica en Acción”, es el título que lleva el manifiesto escrito de los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019, en la búsqueda del “cuidado de la Casa Común”. Este fue el tema principal de la conferencia “Ecología y JMJ”desarrollada en el Centro Internacional de Prensa, Atlapa, en Panamá.



El documento, cuya elaboración finalizó el 19 de enero, hace énfasis en las ideas que el Papa Francisco plantea sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y que está contenida en la Encíclica Laudato Si’.



La “Conversión Ecológica en Acción” evidencia el resultado del III Congreso Internacional sobre la Salvaguarda de la Creación, realizado en Panamá con sede en la Universidad Católica Santa María La Antigua, cuyos antecedentes tienen su origen en las JMJ de Río de Janeiro y de Cracovia.

 


Para Mons. Claudio Giuliodori, Asistente Eclesiástico de la Università Cattolica Sacro Cuore di Milano, este documento reúne importantes discusiones sobre el medio ambiente, especialmente el llamado que se hace a la comunidad internacional ya que los jóvenes son los que están pagando y pagarán las consecuencias del cambio climático. Además recalcó que “los más pobres pagan el precio más alto”, lo que es una razón más para desarrollar dichos congresos y promulgar los manifiestos.

 



Según el joven argentino Thomas Insua, Director del Movimiento Católico Mundial por el Cambio Climático, se espera que para el año 2030, el 100% de los edificios de la Iglesia católica sean de energía renovable, que ésta sea ecológicamente responsable y que las acciones de los gobernantes giren en torno al cumplimiento de los acuerdos internacionales.

 



Finalmente en el manifiesto se establecen unos compromisos y demandas que giran en torno a la responsabilidad personal y a las obligaciones políticas de los países, lo que para Mrs. Eugene Tcheugoue, perteneciente al Dicasterio para los Laicos, la Vida y la Familia de Camerún, deben derivarse en acciones de la Iglesia para el cuidado de la Creación como algo crucial de la fe.