Once protestas desde 2015 marcan el camino de la crisis agropecuaria

El sector agropecuario panameño, base primaria de la economía, confrontó durante esta administración, más problemas que en quinquenios pasados, según aseguran los productores.


En estos cinco años del gobierno del presidente Juan Carlos Varela incrementaron las protestas de los miembros de este sector debido al aumento de las importaciones de distintos rubros y la falta de una debida regulación.

 

En las manifestaciones, los agricultores indicaron que durante gobiernos pasados también habían tenido problemas y pérdidas, pero por diferentes factores, como la sequía, inundaciones, comercialización y ausencia de políticas agrícolas que les permitieran producir y vender sus cultivos a precios justos.

 

Sin embargo, señalan que con el inicio de este quinquenio empezaron las importaciones desmedidas, lo que les ha afectado, debido a que han tenido que bajar la cantidad productiva de rubros, y como las importaciones vienen con precios más bajos, el producto nacional también ha caído.

 

Luego de cada protesta, marcha o concentración, el Estado, por medio del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), ha llegado acuerdos con los productores para solucionar la situación del sector, que viene golpeado por grandes pérdidas, pero Juan Guevara, presidente de la Asociación de Porcinocultores Unidos (APUP), indicó que “el diálogo empezó a deteriorse y la crisis se acentuó desde la reunión del 22 de agosto de 2018”, en el hotel Cubitá, ubicado en Chitré, provincia de Herrera”.


Guevara; Aquiles Acevedo, de la Asociación Nacional de Ganaderos y Lorenzo Jiménez, de Tierras Altas coincidieron en que en esa reunión “no se discutió el pliego de peticiones y que el presidente y sus ministros dilataron todo”.

Ciara Morris
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @CiaraMorris21
Instagram: CiaraMorris21

 

  • Visto: 117