Panamá se compromete a revertir degradación que afecta al 28% de sus suelos

EFE |  Panamá se comprometió a prevenir, reducir y revertir la degradación de sus suelos, 28% de los cuales están afectados por la desertificación y la contaminación, informó hoy la FAO.

El Ministerio del Ambiente panameño entregó al representante de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación para América Latina, Miguel Torrico, "una nota de compromiso para prevenir, reducir y revertir la degradación de los suelos mediante la presentación de las Metas Nacionales adoptadas para la Neutralidad de la Degradación de la Tierra ante esta Convención".


La entrega del documento se realizó en el marco de un foro organizado por la FAO a propósito de la conmemoración este miércoles del Día Mundial del Suelo.
El organismo mundial citó que según el último informe Nacional de Desertificación presentado al Comité Nacional de Lucha contra la Sequía y la Desertificación, cerca del 28 por ciento de los suelos panameños están degradados.


Ello equivale a unos 20.787 kilómetros cuadrados, y las áreas más afectadas son el Arco Seco -que comprende la zona de Capira-Panamá y las provincias de Coclé, Herrera, Los Santos y parte de Veraguas-, la sabana veragüense, el corregimiento de Cerro Punta y la comarca Ngöbe Buglé, precisó la FAO en una declaración pública.


"La Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 y otras convenciones internacionales establecen metas directas para la consideración de los recursos del suelo, especialmente la contaminación y degradación del suelo y su relación con la seguridad alimentaria y nutricional", indicó la FAO.


El foro "Sé la solución a la contaminación del suelo", se desarrolló en la ciudad de Chitré, provincia de Herrera, para llamar la atención sobre la importancia de este recurso, indicó el ente mundial.


Recalcó que la mayor fuente de contaminantes del suelo se encuentra en las actividades industriales, incluidas la minería, la fundición y la fabricación; las actividades agropecuarias mediante fertilizantes y plaguicidas; y los desechos domésticos, ganaderos y urbanos, entre otros.


La Oficial de Tierras y Aguas de la FAO, Inés Beernaerts, explicó que "los suelos actúan como un filtro y amortiguador de contaminantes, evitando su entrada en la cadena alimentaria, los cuerpos de agua y el medio ambiente".


Sin embargo, alertó, "el potencial de los suelos para hacer frente a la contaminación es limitado", y las sustancias que son vertidas en ellos "pueden paulatinamente provocar efectos tan nocivos como la pérdida de biodiversidad de los mismos, pérdida de servicios ambientales prestados por esta biodiversidad, desbalance nutricional, acidificación, pérdida de materia orgánica, etc".


El foro reunión en Chitré a especialistas y técnicos de los Ministerios de Ambiente, Desarrollo Agropecuario y Salud, investigadores del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá, de diversas universidades del país, de asociaciones de expertos y de organismos internacionales.


En ese marco se analizaron "las principales causas y consecuencias de la contaminación y degradación de los suelos, e intercambiaron experiencias y soluciones que contribuyan a mantener la salud de este recurso", afirmó la FAO.

 

  • Visto: 185